Por los delitos de violación, atentados al pudor y corrupción de menores, fue sentenciado a 32 años y 9 meses de prisión un individuo que desde el año 2013 y hasta el año 2017 estuvo agrediendo sexualmente a un menor de edad.
Tras llegar a su fin el juicio en su contra y en base a las pruebas aportadas por la Fiscalía General del Estado a través del agente del Ministerio Público, un juez de Control y Juicio Oral Penal dictó sentencia condenatoria en contra de un individuo de nombre Flavio.
Los hechos que fueron tomados en cuenta para emitir dicha resolución señalan que el día 8 de enero del año 2013, el ahora sentenciado y otrora sacerdote católico le realizó tocamientos lascivos al joven menor de edad, cuando Flavio invitó al afectado a una función de cine.
Derivado de ese primer evento, durante el periodo comprendido del año 2013 hasta el mes de julio del año 2017, Flavio agredió sexualmente al ofendido en múltiples ocasiones. Asimismo, se logró determinar que previamente, en el mes de septiembre del año 2012, Flavio hizo que el entonces menor de edad ingiriera bebidas embriagantes.
Cabe señalar que las acciones que el inculpado llevó a cabo, se realizaron mientras éste tenía el carácter de guía religioso sobre el menor.
El juez de Control y Juicio Oral Penal sentenció a Flavio a 20 años y 3 meses de prisión por el delito de violación; mientras que por el delito de atentados al pudor, recibió sentencia de 4 años y 6 meses de prisión y con respecto al delito de corrupción de menores, se le impuso una pena de 8 años de cárcel, por lo que permanecerá recluido en el Centro de Reinserción Social para Varones más de tres décadas.