Violeta Meléndez 
Agencia Reforma

Guadalajara, México.- Debido a que zonas incendiadas en 2021 no están regenerándose de manera natural, diversas instituciones intervinieron 220 hectáreas del bosque La Primavera con el lanzamiento de 45 mil «bombas» de semillas con miras a reforestar de manera aérea.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), el 25 y 26 de junio pasados se lanzaron 80 mil semillas de especies de árboles nativos cubiertas en bolas de arcilla para ayudar al bosque a recuperar su cobertura forestal.

El criterio para el lanzamiento desde avionetas de estas «bombas» en la zona de Los Volcanes y Las Canoas, que el año pasado sufrieron severos incendios forestales, fue que se trata de áreas del bosque de difícil acceso para realizar reforestaciones técnicas debido a sus pronunciadas pendientes.

Si bien se trata de una alternativa para ayudar al ecosistema a regenerarse, especialistas han cuestionado dicha técnica que consiste en lanzar las «bombas» desde aeronaves pequeñas, debido a que hay un alto porcentaje de pérdida de semillas y no se controla en dónde se establecerán las plantas en caso de que sí se desarrollen.

Además, al tratarse de zonas escarpadas, las bolas de arcilla difícilmente podrán establecerse en las laderas, pues la velocidad con la que se arrojan las haría rodar hasta el fondo de las cañadas.

Se trata de una iniciativa que ha comenzado a propagarse en Jalisco desde hace apenas un par de años, promovida por la asociación Earth Army, en conjunto con la Semadet y el gobierno de Tlajomulco, que ha realizado esa práctica también en Cerro Viejo.

Es de señalar que el armado de dichas «bombas» forma parte de proyectos de educación ambiental en donde participan niños y niñas de diversas escuelas para fomentar su participación en actividades que contribuyen con el ecosistema.

Hasta ahora, ninguna autoridad ha presentado los resultados locales de haber utilizado la práctica de reforestación aérea empleada en Tlajomulco y Zapopan.