Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque el sector empresarial advirtió que la recuperación de Acapulco tardará hasta dos años, el gobierno federal lanzó un plan para los próximos seis meses.
El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció ayer un Plan de Reconstrucción para Acapulco y Coyuca de Benítez por los daños de «Otis», que contempla un gasto de 61 mil millones de pesos.
La bolsa de apoyos contempla la entrega de casi 12 mil millones de pesos, en efectivo y por tarjeta, para la limpieza, reparación, reconstrucción o construcción de viviendas y locales, así como 10 mil millones de pesos para la recuperación de infraestructura.
Hasta febrero de 2024, el Gobierno dejará de cobrar el IVA y el ISR, por unos 9 mil millones de pesos, y suspenderá el cobro del servicio de luz, lo que representa mil 352 millones.
Se aplicará una prórroga de seis meses para el pago de cuotas al IMSS, Infonavit y Fovissste y la Secretaría de Hacienda destinará 5 mil millones para pagar la mitad de los intereses que generen los créditos solicitados por 377 hoteles del puerto.
Además se entregarán paquetes de enseres domésticos que incluyen una estufa, refrigerador, ventilador, colchones y vajilla.
A toda la población se contempla un apoyo de 8 mil pesos para limpieza y pintura de casas y hasta 60 mil pesos para quienes perdieron la totalidad de sus casas.