Claman choferes al Gobierno del Estado que meta las manos con los concesionarios del transporte público y hagan valer la Ley de Movilidad. Su dirigente, Roberto Mora Márquez, señaló que esta problemática está generando un déficit de choferes que desertan ante los malos tratos y presiones de los dueños de camiones urbanos.

Añadió que los concesionarios necesitan un apretón por parte de Gobierno del Estado, ya que éstos se la pasan burlándose de la autoridad.

“No sé qué estén haciendo, veo que se juntan por ahí en las líneas, veo que hacen reuniones, pero es todo, porque nosotros no tenemos ninguna información al respecto de qué se va a hacer o qué se piensa hacer ante la nueva Ley”.

En tal sentido, dijo que a pesar de que ya está en función la Ley de Movilidad, los choferes desconocen si los concesionarios ya van a cambiar las unidades, además de no saber qué va a pasar con la antigüedad de los trabajadores o si se van a hacer las empresas.

“Hace falta la mano firme de la autoridad, claro que hay que agotar el diálogo definitivamente, pero pues ya se pasaron de la raya, desde mi punto de vista, y aunque hay reuniones entre ellos, no se ve que se avance en lo más mínimo y al contrario, vamos empeorando en cuanto a las condiciones de trabajo”.

Apuntó que esta situación genera una fuerte presión hacia los choferes por parte de los concesionarios, lo que ha provocado que muchos desistan, por lo cual actualmente hay un déficit de 400 operadores del transporte público.

“A nadie le interesa trabajar con ese tipo de concesionarios, son muchas las presiones que tenemos. Les dicen por ejemplo: me pagas el vidrio que se te estrelló, me pagas el golpe que diste o que te dieron, es un desorden total. En toda mi trayectoria de sindicalismo en el transporte, ahorita es una etapa en que la veo más difícil por la incomprensión de los concesionarios hacia los trabajadores”.

¡Participa con tu opinión!