Sujetos desconocidos atacaron con una bomba molotov una casa que se ubica a un costado del domicilio donde el pasado primero de mayo, fue encontrado el cadáver desmembrado y decapitado de un distribuidor de drogas.
No se reportaron personas lesionadas, aunque la explosión provocó daños en la fachada y en un automóvil que estaba estacionado frente a la vivienda.
Fue el martes por la mañana cuando se reportó a los servicios de emergencia que se había registrado una explosión en la calle Mil Cumbres y casi esquina con la calle Sierra de San Bernardino, en el Ejido Las Cumbres.
Hasta ese lugar llegaron policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”, quienes se percataron que se trataba de una bomba molotov la que había explotado y provocó daños a la puerta principal, la fachada y los vidrios de una ventana del segundo piso.
De igual forma, provocó daños a un automóvil Nissan March, color azul metálico y placas de Aguascalientes, que estaba estacionado frente a ese domicilio. De acuerdo a la versión de un vecino, el artefacto explosivo fue arrojado por unos sujetos que escaparon en un automóvil.
Se estableció que en esa vivienda vive una mujer anciana y su hijo, desconociéndose el motivo del atentado. Agentes de la FGE ya se encuentran realizando las investigaciones correspondientes.