Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtieron que el panorama económico mundial se agrava cada vez más.
La OCDE indicó que las medidas de confinamiento por el Covid-19 suponen una reducción de la actividad de hasta un tercio en las grandes economías del mundo, por lo que calcula que cada mes que se mantenga esta situación restará dos puntos porcentuales del producto interior bruto (PIB) en 2020.
En un comunicado, señaló que muchas economías caerán en recesión, algo “inevitable” porque hay que luchar contra la pandemia y al mismo tiempo hacer lo necesario para que la actividad arranque tan pronto como sea posible.
Las estimaciones las presentó el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, a los líderes del G20 en su cumbre virtual del jueves, donde insistió en que hacen falta más acciones para absorber el choque económico y una respuesta más coordinada de los gobiernos para salvaguardar a las personas y a las empresas, que saldrán “muy fragilizadas” de la crisis.
Agregó que países donde el turismo tiene un peso económico importante, dado que ese sector podría sufrir desplomes de hasta el 70 por ciento, se van a ver más perjudicados.
En el otro extremo, los que tienen una actividad muy volcada en la agricultura o en la minería y el petróleo deberían sufrir menos en un primer momento, aunque luego sufrirían el choque de la reducción de la demanda mundial de materias primas.
En tanto, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, aseguró que “ya está claro” que la economía mundial ha entrado “en recesión, igual o peor que la de 2009”, debido a la pandemia del coronavirus.
En rueda de prensa virtual desde la sede de la institución financiera internacional, advirtió especialmente del impacto que sufrirán las economías emergentes y para las que cifró sus necesidades de financiación en cerca de 2.5 billones de dólares.
“La pandemia ha llevado a la economía mundial a un declive económico que exigirá enorme financiación para las naciones en desarrollo”, alertó.
Más de 80 países, apuntó, han solicitado ya asistencia financiera a la institución.
Sobre la respuesta dada por los Gobiernos, Georgieva valoró positivamente el paquete de estímulo fiscal que se prevé sea aprobado este viernes en el Congreso de Estados Unidos por un total estimado de 2 billones de dólares, ya que consideró que “está muy bien diseñado”.