Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Al asegurar que el Tribunal Electoral federal le “corrigió la plana” al INE con la devolución de los casos de Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón, el dirigente de Morena, Mario Delgado, dijo que ahora los consejeros electorales deberán medir las consecuencias de sus acciones.
“Esperemos que el INE ahora sí actúe de manera imparcial, que actúe de manera responsable y que estos consejeros que ya definitivamente se quitaron la máscara y actúan como empleados del ‘prian’, pues midan las consecuencias de sus acciones”, sostuvo en una rueda de prensa en San Luis Potosí.
No obstante, acotó que la “lucha” de Morena no es en contra del INE sino en contra de quienes desde su papel de consejeros electorales desvirtúan a las instituciones.
“Nosotros no estamos en contra del INE, estamos en contra de estos consejeros mafiosos que quieren meterle el pie a nuestro movimiento”, agregó.
El Tribunal devolvió el viernes los casos de Salgado Macedonio y de Morón, a quienes el INE les había quitado el registro de sus candidaturas al Gobierno de Guerrero y Michoacán, respectivamente, por no haber reportado sus gastos de precampaña, y le pidió una nueva valoración del castigo.
“La ley nos dio la razón”, sentenció Delgado.
En los últimos días, el morenista subió el tono de sus reproches contra los consejeros Lorenzo Córdova y Ciro Murayama por los fallos del INE. Incluso, amago con un juicio político en la Cámara de Diputados.

DENUNCIA CASO
El líder morenista denunció que en San Luis Potosí de igual forma buscan quitarle el registro como candidato a Xavier Nava a la Alcaldía de la capital del estado.
Aseguró que con ello se busca beneficiar a la mafia de la corrupción; sin embargo, sostuvo, no va a permitir ese tipo de “triquiñuelas”.
Delgado acompañó a un acto de campaña a la candidata de Morena al Gobierno de San Luis Potosí, Mónica Rangel, ex Secretaria de Salud del Gobierno priista de Juan Manuel Carreras.
En la conferencia de prensa, Delgado citó cifras de los apoyos sociales del Gobierno federal para promover a los candidatos, como la promesa del aumento de la pensión que anunció en marzo el Presidente López Obrador o las becas.
“Queremos que haya más Gobernadores trabajando con el Presidente de la República, para que haya más apoyos”, sostuvo.