Las finales de la NBA parecen ser muy disparejas por lo que hemos visto en los primeros dos partidos, pero la realidad es que las circunstancias han sonreído en demasía para Los Ángeles que están teniendo a sus jugadores en gran momento combinado a las lesiones de Goran Dragic y Bam Adebayo que siguen en duda para jugar ahora en el juego tres que se disputará hoy a las 18:30 horas. Adebayo es el que tiene más probabilidades ya, mientras que Dragic estaría muy lejos de poder regresar a las duelas.
El dúo de Anthony Davis y LeBron James han dominado la serie gracias a su poderío ofensivo que deja sin chances al Heat de pelear en la pintura, además han encontrado en Rajon Rondo a un gran socio que ha sido una ayuda importante en la ofensiva. Las estadísticas están claras y en favor de los Lakers que con ventaja de 2-0 quieren sumar su tercera victoria hoy, lo que significaría un paso casi definitivo rumbo al título ya que solo una vez en la historia un equipo ha superado una desventaja tan grande abajo siendo precisamente LeBron el artífice de aquella hazaña con los Cavs que volvieron de un 3-1 para ganar las finales 4-3 ante los Warriors.
Las últimas dos veces que las finales se pusieron 2-0 en favor de un equipo el conjunto que llevaba la ventaja terminó siendo campeón, en ambas ocasiones los Warriors superaron a los Cavaliers de LeBron. De hecho, a pesar de tener ya diez finales en su historial es la primera ocasión en su carrera que LeBron James arranca unas finales con ventaja de 2-0 algo que seguramente querrá finiquitar rápido para evitar cualquier sorpresa. Otro dato en favor de los Lakers es el gran juego de Anthony Davis que se convirtió en el tercer jugador con más puntos tras dos partidos de finales para los Lakers superando la barrera de los 60 puntos. Por el lado del Heat tendrán que esperar a ver si pueden recuperar a sus lesionados para tratar de revertir la situación que cada vez se ve más complicado tanto por las ausencias como por el juego de los Lakers.