Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El subsecretario Hugo López-Gatell aclaró que la decisión sobre el uso de la vacuna Sputnik Light se tomará a partir de un análisis científico y no mediante conversaciones diplomáticas.
Lo anterior luego de que el Canciller, Marcelo Ebrard, indicó a través de su cuenta de Twitter que se presentó ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) la solicitud de autorización emergencia de dicha vacuna
“(La Sputnik Light) podría ser aplicada en dos dosis con 6 meses de separación entre la primera y la segunda. Así se acordó en Moscú el pasado 28 de abril con el Fondo Ruso”, tuiteó el Canciller.
López-Gatell aseguró que si bien Sputnik Light no es diferente a la Sputnik V, se generó un desfase entre la cantidad de las primeras y segundas dosis de ésta última, de ahí que el Centro Gamaleya de Rusia planteó usar una primera dosis, y seis meses después la segunda.
Indicó que ambas tienen una eficacia del 92 por ciento, mientras que el de una sola es del 80 por ciento, lo que es comparable con las otras vacunas que actualmente se aplican.
El subsecretario dijo que si bien es pertinente la información difundida por Ebrard, la decisión sobre el uso de Sputnik Light no será resultado de conversaciones diplomáticas, ya que aun cuando sea aprobada por Cofepris, corresponderá a quienes coordinan el programa de vacunación identificar cuál será su potencial de uso.
“Consideramos que es veraz y acertada la información que difunde el Canciller Ebrard, pero es preciso que se tenga claro que eso no depende de las conversaciones diplomáticas sino de una reflexión técnica que para por la regulación sanitaria y por la propia estrategia como una estrategia de salud pública”, sostuvo.
En tanto esa decisión no se toma, agregó, el hecho es que el Gobierno Ruso sigue teniendo pendiente la entrega de varias dosis.
López-Gatell subrayó que la pandemia en México lleva 16 semanas a la baja. Actualmente, indicó, 31 entidades registran esta tendencia, a excepción de Quintan Roo, que lleva cinco semanas en las que el número de casos registrados es superior a los del día anterior.