La coordinadora del Observatorio de Violencia Social y de Género, Violeta Sabás Díaz de León, aseguró que la tortura es una realidad, tanto en nuestro estado como en todo el país. Agregó que se trata de un problema “opaco” y del cual las autoridades no hablan, ya que en estos casos suelen estar involucrados funcionarios o agentes del gobierno.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, que se celebra este domingo 26 de junio, proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, la activista afirmó que parte de los casos que se tienen documentados en Aguascalientes, tienen que ver con personas que fueron privadas de su libertad y puestas a disposición de policías o de agentes del Estado en general.

Recordó que en Aguascalientes es muy conocida una recomendación por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos donde se documentan los casos de tortura que se vivieron con el entonces Procurador Felipe Muñoz Vázquez y que a la fecha no se han resuelto a favor de las víctimas, por lo que hacer visible la tortura es para hacer la búsqueda de justicia hacia quienes fueron torturados.

Indicó que también existe la tortura por parte de particulares, casi siempre generada después de una desaparición forzada. Son casos en los que las víctimas secuestradas sufren de este tipo de agresiones que pueden llevarlas a perder la vida. También consideró que la tortura es vivida por mujeres víctimas de la violencia sexual, tanto física como verbal.

 

“Hay que entender que la tortura atraviesa muchos delitos, sobre todo de violencia sexual o violación contra mujeres y hombres. Secuestro, desaparición forzada… todos estos delitos (…) constituyen también tortura psicológica…” Violeta Sabás, activista.