La temporada de cosecha de hortalizas y algunos frutales se ha estado dando con éxito, sobre todo en lo que respecta al brócoli, jitomate cherry, lechugas, cilantro, espárragos y duraznos, que se han convertido en algunos de los cultivos más productivos de la temporada, sin contar la uva para elaboración de vino de mesa que sigue demostrando su rentabilidad.

Así lo dio a conocer el secretario de Desarrollo Rural y Agroempresarial (Sedrae), Miguel Muñoz de la Torre, quien resaltó que sobre todo las hortalizas y algunos frutales se han convertido en cultivos alternativos para la reconversión en algunas zonas del estado.

Puntualizó que en medio del temporal, también “estamos en la etapa más productiva del año, aunado a que se tiene una buena temporada de lluvias, con lo que se están logrando buenas cosechas, con buen nivel comercial y de precio para los productores”.

Una buena opción para lograr que el productor del campo tenga rentabilidad en sus cosechas, es la diversificación de cultivos, aunque todavía falta mucho por hacer en este sentido, pues hay quienes no se definen sobre si acceder a compartir tierras con dos o tres cultivos o quedarse con lo tradicional.

Se tiene claro, dijo, “que el coco para quienes se dedican a la producción del campo, es la comercialización”, por ello dijo, en una agenda 2020-2040, deberá atenderse el tema de los esquemas comerciales para los agricultores y sentar las bases para vincular la parte comercial con la del valor agregado, y de esta forma lograr el acceso a nuevos mercados.

Entrevistado durante un recorrido realizado por algunos cultivos instalados en Rincón de Romos, de espárragos y en Asientos de jitomate cherry, el titular de la Sedrae refirió que si bien en 2020 fueron canalizados 170 millones de pesos para el campo, y en este 2021 serán 200 millones, la intención es que en el siguiente sea un monto similar y de ser posible llegar a los 250 millones, para atender las demandas  inacabables del sector agropecuario local.

Comentó que hay productores agrícolas que se han convencido que lo ideal es tener al cliente y la demanda de producción, para a partir de allí, planear la cantidad y tipo de cultivo, justo como ya lo hacen algunos en el tema de las hortalizas y frutas, pues dijo, siempre será mejor partir de la demanda y a partir de allí lograr el cultivo.