Luego de que el Gobierno Federal concediera el plazo de tres meses para que trabajadores que actualmente se encuentren bajo el esquema de la subcontratación pasen a ser relativamente formales, expertos en materia laboral consideraron positiva la eliminación del outsourcing, sin embargo, advierten que no hay nada concreto ya que está pendiente la presentación de la iniciativa de reforma a la Ley Federal del Trabajo.

El presidente de la Comisión Laboral de Coparmex, Juventino Romero de la Torre, precisó que en caso de que la misma fuera presentada en la Cámara de Diputados y Senadores, la anterior podría ser benéfica para alrededor de 5 millones de trabajadores, que son actualmente subcontratados por las empresas en que laboran, es decir, el 25% de los trabajadores afiliados ante el Seguro Social. Los beneficios a los cuales se harán acreedores los empleados que emigren de la subcontratación, serían desde luego mejores condiciones laborales, entre ellas la posibilidad de incrementar el cobro de utilidades, siempre y cuando no se aprueben los topes previstos en el pago de la misma a tres meses como lo prevén. El especialista agregó que habrá que esperar, pues una cosa es lo que prevé el Ejecutivo, sector patronal y sindicatos, a lo que dispongan autoridades legislativas, quienes se encargarán de realizar las modificaciones pertinentes a la Ley Laboral para tal efecto.

“Pretenden sacar la reforma rápido para que se publique el 1° de mayo y entre en vigor tres meses después. Hay que tener cuidado con esto, ya se está hablando como si fuera un hecho y todavía no hay nada oficial. Son convenientes las modificaciones, pero la realidad es que la subcontratación interna no se acaba de un plumazo”, puntualizó.