Mientras se encontraba a la espera de hacer un trámite en las oficinas de la Fiscalía General del Estado, una mujer murió repentinamente a consecuencia de un infarto agudo al miocardio.

Los hechos se registraron el viernes alrededor de las 09:00 de la mañana, al interior de la sala de espera del edificio de la Vice Fiscalía de Investigación del Delito de la FGE, ubicadas en la avenida Héroe de Nacozari y cruce con avenida Adolfo López Mateos, en la colonia San Luis.

La ahora occisa fue identificada como María Socorro, de 72 años, quien al momento de los hechos estaba acompañada de su hijo Ramiro, de 51 años.

Se estableció que la mujer tenía una cita en el área de Mecanismos Alternos de Solución de Conflictos, al contar con una carpeta de investigación por un accidente vial.

Mientras esperaba ser llamada por el agente del Ministerio Público Conciliador, repentinamente se desvaneció en una de las bancas, por lo que la mujer recibió los primeros auxilios de parte de los médicos forenses de guardia, quienes le aplicaron maniobras de RCP, pero a pesar de los esfuerzos realizados no lograron sacarla del paro cardio respiratorio.

Minutos después llegó una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil y al momento que la septuagenaria fue valorada por los paramédicos, confirmaron que ya había fallecido.

Por tratarse de una muerte natural, el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE autorizó que la familia se hiciera cargo de los trámites funerarios. Cabe destacar que el hijo de la ahora occisa, comentó que su mamá tenía antecedentes médicos por diabetes e hipertensión.