Los preparativos del festejo con motivo del inicio de la Independencia de México, siguen su curso en Aguascalientes, aunque en municipios como San José de Gracia, Cosío y El Llano, sus autoridades han decidido no llevar a cabo evento alguno por esta causa, en tanto que en Jesús María se analiza la manera de realizarlo sin provocar aglutinamiento de personas, dio a conocer Juan Manuel Flores Femat, secretario general de Gobierno.

De acuerdo con datos oficiales, en la Plaza de Armas es posible dar cabida hasta a 22 mil personas, sin embargo, por tiempo de pandemia y respetando el aforo que marca el Decreto que vale por este mes, se permitirá el acceso a aproximadamente 7 mil 800 personas, que deberán guardar una distancia de por lo menos 80 centímetros.

Además, la gente estará dividida por secciones que serán supervisadas según los colores asignados y delimitados por vallas, en tanto que los comerciantes serán ambulantes y se les permitirá el acceso cada determinado tiempo.

Se tendrá la participación artística de la Sonora Dinamita que abrirá el concierto de ese día alrededor de las 19:00 horas, le seguirá Bobby Pulido, luego se tendrá la intervención del gobernador Martín Orozco que será el encargado de dar el Grito, para cerrar el programa festivo con Edith Márquez.

Flores Femat aseguró que será un evento en el que deberá imperar la disciplina, “debemos poner el ejemplo, y el gobernador me está pidiendo que tengamos medidas de confort”, por ello es que se decidió hacer las divisiones y vigilar que los asistentes guarden la distancia de al menos 90 centímetros a su alrededor.

Se tiene plena coordinación con la Guardia Sanitaria y las autoridades de salud, a fin de que el evento se lleve a cabo con el estricto cumplimiento del protocolo sanitario, y así evitar la propagación de los contagios por COVID-19.

Explicó que para el ingreso a la Plaza de Armas habrá varias rutas que también serán identificadas por color y el que le toque a la persona, también corresponderá a una de las acciones en que estará la división del lugar, “a lo mejor no me toca con mi familiar o voy acompañado de alguien, y nos tenemos que dividir, y de esa forma vamos a estar contando a las personas, con el apoyo de unos 200 cadetes del Instituto Estatal de Seguridad Pública, que se encargarán de cerrar y vigilar el cumplimiento de la gente dentro de las vallas.

Habrá un espacio cerca del escenario destinado a las personas con discapacidad y adultos mayores, también baños públicos a los costados de la plaza, además de los permisos autorizados para alrededor de 70 comerciantes, “vamos a dar la facilidad de que los vendedores entren y salgan del perímetro con un gafete, ellos tienen dos años sin hacer sus ventas, entonces los estamos considerando, van a tener un espacio aparte para que no haya aglomeración”.