Al confirmar que la Guardia Sanitaria ha observado un relajamiento social en el uso del cubrebocas que se mantiene como obligatorio junto con las medidas preventivas, el director de Regulación Sanitaria, Octavio Jiménez Macías, informó que este año han aplicado sanciones económicas por casi 3 millones de pesos, donde un 40% se relaciona con la pandemia por el COVID-19.

En el 2020 se aplicaron de modo récord una serie de multas a los establecimientos por incumplimiento de las normas sanitarias por la cifra de casi 8 millones de pesos, que fue una cantidad muy superior a lo registrado en años anteriores que oscilaba entre 2 y 3 millones de pesos.

Agregó que la Guardia Sanitaria se mantiene vigilando los establecimientos y se sancionará a quien incumpla con los protocolos vigentes.

Octavio Jiménez Macías apuntó que las causas que derivan en multas económicas se relacionan con la pandemia, las condiciones microbiológicas de los alimentos en esta temporada de calor y con la presencia de fauna nociva, así como en el tema de los medicamentos en farmacias y almacenes.

Indicó que la secretaría de Finanzas del Estado se encarga del cobro de las sanciones y hasta el momento los establecimientos afectados han estado cumpliendo con el pago, otros presentan recursos jurídicos para no liquidarlas o piden descuentos en las mismas.

La pandemia ha sido totalmente un asunto especial al propiciar una considerable aplicación de multas en contra de aquellos establecimientos renuentes a cumplir con las medidas sanitarias en espacios como centros comerciales, restaurantes, antros, cantinas, entre otros.

Para este 2021, Octavio Jiménez Macías consideró que la tendencia marca que cerrará este ejercicio con una mayor cantidad de multas hacia los establecimientos en materia sanitaria, ojalá que los empresarios comprendan la importancia de respetar en todos los sentidos el cuidar la higiene y la salud de todos.