La seguridad en la carretera se está convirtiendo en uno de los campos de desarrollo de la mayoría de las empresas que cuentan con flotas de las que depende el transporte de sus mercancías o su trabajo comercial.

De hecho, un país como México, que se ha convertido en el séptimo país en número de siniestros en sus carreteras a nivel mundial, está en pleno proceso de implantación de GPS Satelital para Flotas que ayude a las compañías con intereses en el país a controlar al segundo dónde se encuentran sus vehículos para, en caso de necesidad, ser también capaces de asistir y avisar a emergencias.

Ventajas corporativas de la monitorización vía GPS

México se ha convertido en uno de los países con una economía emergente tras la crisis del Covid. Enlace entre Latinoamérica y Estados Unidos, este país centroamericano cuenta en su extensión con más de 400 mil kilómetros de carreteras por las que transitan continuamente mercancías.

Más allá de los accidentes, cuyas cifras hablan por sí mismas, también se enfrentan a una problemática añadida quienes necesitan mover por esos kilómetros las cargas: los robos.

Tan solo en los últimos años se han cifrado en casi 10.000 hurtos en camiones. ¿Qué significa esto? Que cada vez son más las empresas que buscan formas de llevar la carga y a sus trabajadores monitorizados no solo en términos de optimización de recursos sino, sobre todo, en términos de seguridad.

“Más allá de las pérdidas económicas que sucederían en caso de este tipo de incidentes, a las empresas les preocupa la seguridad de sus trabajadores, que en algunos casos se puede ver comprometida si tratan de evitar algo inevitable. El ser capaces de ver una parada fuera de itinerario o planificación, un movimiento raro en el vehículo o cualquier información que de a entender que están en un momento de peligro puede ser clave para llamar a las autoridades también” explican desde distintas empresas de logística.

El hecho de poder dar seguimiento vía satélite a toda la flota es un seguro para comercial, conductor o trabajador porque no solo ayuda en estos casos sino también en el mantenimiento de vehículos al ser capaces de localizarles en cualquier rincón en caso de averías o accidentes.

Al final, como en todos los procesos corporativos actuales, los datos son información valiosa y, conocer en cada momento dónde están los vehículos desarrollando su trabajo también lo es para mejorar y optimizar las rutas, procesos e incluso amortizar los viajes.

Ahorro de tiempo, de combustible, de vehículos en la misma ruta e incluso de mercancías. Todo eso puede conseguirse gracias a un estudio de datos que saque conclusiones para tomar decisiones y cambios en la operativa.

Estos nuevos sistemas de monitorización vía GPS están cambiando la forma de entender los recorridos y la forma de interactuar con la flota en cada empresa. De hecho, aunque a priori parezca una inversión, en realidad acaba siendo un considerable ahorro.