Saúl Alejandro Flores

Terminaron las campañas electorales ¿Qué lectura o enseñanza nos han dejado? Pueden ser varias dependiendo de la perspectiva de cada persona, sin embargo, desde el rubro del agua debo resaltar que de nada les sirvió a los candidatos (regalar pipas, decir que Veolia se iba, interponer amparos, reconectar medidores a los cuales la empresa ya había suspendido el servicio por moratoria de pago. El agua no es el botín electoral que se espera, pero un daño queda al dejar más confundido a ese electorado, a los usuarios, respecto a la naturaleza de los servicios de agua, de lo que es el derecho humano al agua, y de paso los mismos actores políticos quedan confundidos, esto lamentablemente se vuelve una constante.

Asistí al debate organizado por el Consejo Coordinador Empresarial a los candidatos a la alcaldía de la capital, a quienes debatieron se les reconoce el gesto, a los ausentes, sus coordinadores y equipo quedó exhibida su deshonestidad. Las propuestas y respuestas fueron escuetas, pero vale destacar que las preguntas que formularon los colegios de profesionistas, medios de comunicación y cámaras empresariales fue un privilegio escucharlas, en contrario las respuestas de los candidatos demostraron la pobreza de visión. Esto nos deja una enseñanza: la sociedad civil organizada ha rebasado a los partidos y la visión de sus integrantes y ciudadanos fueron superiores en lo superlativo ante una decadente elite política afectada de endogamia. Felicidades a Raúl González Alonso, a su equipo de trabajo, colaboradores, a la sociedad civil organizada que demuestra ser apta para más retos de este país, a las autoridades electorales y sociedad civil.

En ese sentido, me queda claro que en diversos sectores de la vida pública la sociedad civil organizada debe tomar decisiones, ser ciudadano no es sólo votar y ser votado, la corresponsabilidad e involucramiento es indispensable. Hemos visto la decadencia de las elites de partidos políticos que tienen en cautiverio los procesos electorales, no solucionan, no aportan, sólo están centrados en el poder y los compromisos que los mantienen, sus aportaciones, intrascendentes o ausentes.

En lo que respecta al agua debo decir, que el sector empresarial, profesionista y académico, no debe participar en los Consejos Consultivos de los que han hablado algunos candidatos, eso sólo será para legitimar las acciones que adolecen de creatividad y seguir manteniendo sus complicidades; la sociedad civil debe decidir, autorizar, funcionar como auténticos consejos directivos o juntas de gobierno, de lo contrario, sólo serán contemplativos y motivos de excusa. A los radicales que viven en el siglo XIX que les gusta aparecer en fotos besando niños y ancianos, tomarse las fotos con las víctimas de feminicidios, inaugurar obras, ellos viven en el ego y debido a su escaso nivel de comprensión, tildan de privatización a la participación ciudadana, eso es absurdo, deben consultar lo que significa privatizar y luego hablar, si persisten en seguir controlando llevarán al fracaso a los servicios de agua entre otras cosas, ya lo han demostrado a través del tiempo, abusando de la corta memoria de ciudadanos y del deterioro que orilló como último recurso a concesionar los servicios, eso ha sido resultado de esa clase política que aún pulula, la elite por la que se votó no demuestra capacidad igual que sus propuestas. Insisto la sociedad civil demostró tener mayor conocimiento y compromiso, ellos deben ser determinantes en la decisión y ejecución de los servicios, sino el tema del agua seguirá siendo un “anzuelo electoral”, como lo han mantenido y lo han anunciado con sus populismos.

En 2005, recuerdo al Director de la Comisión Estatal de Agua del Estado de Morelos, Javier Bolaños, que luego fue diputado federal y posteriormente buscó la gubernatura, él insistía en el seno de ANEAS que se tipificará como delito electoral todo eso que escuchamos en las campañas de todos los candidatos en Aguascalientes, en su momento me pareció radical su propuesta y me sigue pareciendo, dado que hemos visto la ineficacia de querer incrementar las penas y tipificar todo, olvidando las políticas públicas, (pero a veces sí dan ganas cuando escuchamos tanta tontería) amable lector los electores merecen campañas y propuestas de altura, reales y despojadas de tufos populistas que no contribuyen a constituir electores responsables, insisto la sociedad civil ya demostró más capacidad y compromiso, ¿Ahora qué sigue?, o asumimos y dejamos que lo sigan deteriorando. Nos vemos la próxima semana, Recuerden la importancia de emprender políticas y acciones que permitan que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: saalflo@yahoo.com