Samuel Zárate
El Heraldo Digital 

La Monarca del Reino Unido, Isabel II, ha muerto en Escocia, a la edad de 96 años, con 70 años y 214 días ha sido la reina que más duró en el poder.
El protocolo para su funeral fue planeado cuidadosamente incluso por ella misma; desde la década de los 60’s se estableció la manera en la cual se daría a conocer la muerte de la Reina denominándose a dicho plan «The London Bridge is Down».
Luego de varios días de ausencia en sus compromisos se dio a conocer que la Reina no se encontraba bien de salud y el día de hoy 8 de Septiembre se pronunciaron las palabras «The London Bridge is Down»
En dicho protocolo la primer persona en conocer la noticia fue la Primer Ministro de Inglaterra -recién nombrada por la extinta reina-, Liz Truss, de ahí se activó todo el protocolo, pues antes de que la noticia llegara a las redes sociales o a la población, se dio a conocer a los gobernadores de las 14 naciones que comparten con el Reino Unido a la Monarca como soberana. También a los gobiernos de los otros 42 países que conforman la Commonwealth.
Enseguida se informó a los políticos Británicos con un mensaje “Queridos colegas. Con gran tristeza les escribo para informar de la muerte de Su Majestad, la Reina”.
Luego de 10 minutos de haber realizado todas estas acciones las banderas comenzaron a ondear a media asta.
En el Palacio de Buckingham se colocaron insignias negras y un lacayo vestido de luto colocó un aviso de la muerte en la puerta de acceso, las cuentas de las redes sociales de la monarquía y el gobierno muestran ya una franja negra y se ha declarado duelo nacional.
Este día será nombrado y recordado como el «día D» y luego de esté habrá otros 9 días en los cuales habrá diversos signos y protocolos que se tienen preparados, en total son 10 días los programados como parte de las exequias.
Desde el momento que fallece la monarca el príncipe Carlos ascendió al poder, pero será hasta mañana, 9 de septiembre, a partir de las 10 horas que Carlos se proclamará como nuevo monarca del Reino Unido y será nombrado Carlos III, su esposa Camila será nombrada Reina consorte por petición de la Reina Isabel, sin embargo, la coronación deberá esperar un «tiempo prudente» para llevarse a cabo. Cuando la Isabel II fue nombrada monarca, a la edad de 25 años, en febrero de 1952, su coronación se llevó a cabo hasta junio de 1953.

D+1
Carlos será proclamado Rey, en una ceremonia donde se espera que los hombres vayan con trajes de salón en combinación de corbata negra, asimismo, se prohibió el uso de condecoraciones o medallas en la vestimenta.
Se pasará un mensaje grabado previamente junto al banco de Londres donde se hace oficial que Gran Bretaña tiene un nuevo monarca.
Al medio día los diputados rendirán homenaje en la Cámara de los Comunes, encabezados por la Primer Ministro.
Más tarde a las tres de la tarde habrá una reunión entre el Rey y la Primer Ministro.

D2 al D4

Debido a que su Majestad  pereció en Balmoral en Escocia, comenzará el Plan A, conocido como Operación Unicornio.

Enviarán al tren real a Aberdeenshire para transportar su ataúd de regreso a Londres, nuevamente a St Pancras.

No obstante, si esto no es posible, los funcionarios cambiarán a Operation Overstudy, lo que significa que el ataúd será llevado a Londres en avión desde el aeropuerto de Aberdeen. Es probable que aterrice en London Heathrow o RAF Northolt.

El cuerpo de Isabel II permanecerá algunos días en el salón del trono del palacio, donde habrá un altar, un estandarte real, cuatro ganaderos de la guardia que permanecerán ahí todo el tiempo.

Al día tercero del fallecimiento de la Reina, el Rey Carlos III comenzará una gira por por el Reino Unido. Comenzará con una visita al Westminster Hall en las Casas del Parlamento, donde los parlamentarios darán una “moción de condolencia”.

D5 al D9
Al cuarto día el féretro será llevado al al Westminster Hall, donde están las dos cámaras del Parlamento británico. Para el traslado se prevé que haya un gran desfile militar, al mismo tiempo que vallas de miles de ciudadanos intentarán ver ataúd pasar. El cuerpo de la monarca permanecerá en el Westminster Hall cuatro días.

D10
Será hasta el décimo día, cuando Isabell II sea enterrada, luego de una gran ceremonia solemne en la abadía de Westminster y se prevé el cierre de negocios, incluida la bolsa, para que todos puedan ver el funeral. Ese día reinará el luto entre la población y las campanas del Big Ben sonarán a las nueve de la mañana en honor a la monarca, más tarde, al medio día toda la nación guardará dos minutos de silencio.

Reino unido, la comunidad de Naciones y el mundo, está ante un momento histórico, pues en 70 años no se había visto el protocolo para la muerte de una monarca en este país, solo algo parecido, cuando falleció la Reina Madre, a la edad 101 años en 2002.

El respeto que guarda la población a la Reina y el cariño que ha logrado cosechar, pese a los claroscuros en su reinado, se verán manifestados a lo largo de estos 10 días de luto.
El destino del Reino unido y la Comunidad de naciones también deberá adaptarse a la muerte de la monarca y al ascenso del Rey Carlos III al trono, pues deberán modificar el himno de Reino Unido para que diga «God Save The King»(Dios Salve al Rey). Así como cambiar las monedas y billetes, pues en muchos casos se encuentra la cara de la Reina Isabel II y deberá ser remplazada por la de su hijo, ahora Rey, Carlos III

Reina en varias naciones

No solo Reino Unido la  reconoce como soberana, también lo hacen los siguientes países:

  • Canadá
  • Australia
  • Nueva Zelanda
  • Jamaica
  • Bahamas
  • Granada
  • Papúa Nueva Guinea
  • Islas Salomón
  • Tuvalu
  • Santa Lucía
  • San Vicente y las Granadinas
  • Belice
  • Antigua y Barbuda
  • San Cristóbal y Nieves

Hitos de su Reinado

  • El 9 de septiembre de 2015, batió el récord de longevidad en el trono de Inglaterra hasta entonces poseído por su tatarabuela, la reina Victoria, que reinó de 1837 a 1901
  • En Europa, su reinado sólo ha sido superado por el del rey de Francia Luis XIV que permaneció en el trono más de 72 años (entre 1643 y 1715)
  • El jubileo de platino (70 años)  de la reina Isabel II es un hito que ningún monarca británico había alcanzado antes