La reforma fiscal impulsada por el Gobierno Federal se ha convertido en un serio temor para el sector empresarial, al resultar una serie de trabas que inhiben las inversiones y por consecuencia limitan planes de crecimiento.

El presidente de la Comisión Fiscal de Coparmex, Carlos Masa, lamentó que las autoridades hacendarias vean únicamente al empresariado como “aquella vaca que solamente buscan ordeñar” y que paulatinamente le estén cortando facultades y fuerzas, competitivamente hablando.

En rueda de prensa, el integrante de la Confederación Patronal de la República Mexicana precisó que la reforma fiscal se está convirtiendo en un dolor de cabeza para los empresarios, al contemplar  medidas fuertes  como la cancelación de sellos digitales, inmovilizaciones bancarias, retrasos en devoluciones de impuestos que en su conjunto significa en algunos casos poner en riesgo nuevos capitales.

“El empresario debe ser el caballo fuerte que tira la carreta con fuerza, pero al contrario nos están cortando facultades y restando fuerzas. Nos ven como aquella vaca para ordeñar para muestra de todos”, expresó.

Por su parte, la titular de Prodecon en Aguascalientes, Pamela Cuevas, ofreció asesoría a todo el sector empresarial que requiera de la misma.

Durante el año pasado, la dependencia encargada de la protección a los contribuyentes atendió mil 117 quejas, de las cuales en un 80 por ciento de ellas fueron resueltas favorablemente para el contribuyente. Aún así, se realizaron al menos 30 casos de inmovilización de cuentas bancarias por supuestas irregularidades hacendarias.