Más de medio centenar de unidades de producción en Calvillo recibieron del gobernador Martín Orozco Sandoval, apoyos superiores a los 3.5 millones de pesos para consolidar la reconversión productiva en ese municipio.
En gira de trabajo, llevó los incentivos para la adquisición de plantas de limón, aguacate, granado, durazno y por primera vez de lima, así como incentivos para la tecnificación de riesgos en las parcelas.
En La Labor, recordó que su gobierno ha hecho una apuesta en firme a la reconversión productiva que con el paso de los años se ha traducido en beneficios directos a los agricultores de la entidad.
Sostuvo que el éxito de un gobierno en el campo es que lo producido sea rentable, además de que se pueda comercializar sin intermediarios; y que cada peso que se entrega, se multiplique para llevar los alimentos a las familias.
Detalló que con el Programa Estatal de Tecnificación de Riegos, se hace posible que el agua llegue directamente a la parcela y se optimice este recurso en los cultivos.
En esta entrega se benefició a 25 unidades de producción con una inversión total de 2 millones 265 mil pesos que se integra de la aportación estatal y de los productores con el 50% cada uno.
La reconversión de cultivos es un programa estratégico del Gobierno del Estado, para que productores del campo, cuenten con alternativas de producción rentables, que requieran de menor cantidad de agua y opciones en la comercialización, para transitar a la diversificación de cultivos.
Con este programa se apoyó a 26 unidades de producción con una inversión estatal de 891 mil pesos a la que se suman 381 mil pesos de la aportación de los productores, para integrar un monto total de 1 millón 272 mil pesos y ampliar las superficies en el municipio de Calvillo con los cultivos de referencia.
Al evento asistieron Jesús Díaz Rubio, presidente municipal de Calvillo; Manuel Alejandro González Martínez, titular de la Sedec; Rafael Velasco Díaz, anfitrión del evento, así como beneficiarios que recibieron su notificación del apoyo.