La Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proespa) en atención a una denuncia, constató que 22 tiendas de conveniencia en los municipios de Aguascalientes y Jesús María, no cuentan con su Plan de Manejo de Residuos sólidos, por lo que se procedió a su clausura.
Por ley, los negocios deben cumplir con ese requisito y la autorización respectiva, para su depósito final, a fin de evitar tiraderos clandestinos.
Corresponde al área jurídica de la dependencia, determinar la multa que proceda de dos a 20 mil UMAs, es decir hasta de 1.7 millones de pesos.
La titular de la dependencia, Ofelia Patricia Castillo Díaz, precisó que estas clausuras fueron por no dar certeza al manejo de sus residuos, incumpliendo así con el Reglamento de la Ley de Protección Ambiental para el Estado de Aguascalientes, en Materia de Prevención y Gestión Integral de los Residuos.
Los cierres se suman a las dos que se realizaron el pasado mes de enero; la de un banco de materiales que extraían tepetate y de un centro de disposición final de Biosólidos, ambos en el municipio capital y los cuales operaban sin las autorizaciones en materia de impacto ambiental
Hizo un llamado a la población a reportar cualquier delito ambiental, vía WhatsApp al 4491823317, medio donde podrán enviar imágenes, videos y la ubicación exacta del lugar del reporte, con la certeza de que la Procuraduría actuará en consecuencia.
Las clausuras se hicieron con fundamento en lo dispuesto en los artículos 166, 167 y 168 de la Ley de Protección al Ambiente para el Estado, así como en los artículos 42, 43, 49 y 56 del Reglamento correspondiente.
La normatividad prohíbe el depósito de residuos no peligrosos que generen o pueden generar, impactos ambientales negativos al suelo; riesgos y problemas de salud.
Tampoco se permite el confinamiento en sitios no autorizados; la mezcla de residuos peligrosos con residuos no peligrosos, entre otras disposiciones.
En estas tiendas se maneja principalmente residuos de plástico, cartón y basura doméstica.