El diputado José de Jesús Altamira Acosta, presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos del Congreso del Estado, ha alertado sobre la situación crítica en San José de Gracia debido a la notable disminución del nivel de agua en la presa Calles, la cual actualmente registra apenas un 7% de su capacidad total.

Altamira Acosta considera que esta circunstancia, representando un escenario complejo en términos de gestión hídrica y protección ambiental, podría necesitar una declaratoria de catástrofe. Por ello, ha sugerido la intervención inmediata del presidente municipal y de diversas dependencias gubernamentales para prevenir una crisis.

El diputado señaló que la presa Calles, fundamental para la economía local, necesita una regulación ecológica más rigurosa, especialmente por la presencia de contaminantes como aceites y combustibles. Subrayó que este problema no es reciente, pues ya se estaba analizando desde hace tres a cuatro años por el Inagua.

Además, el legislador subrayó la importancia de buscar alternativas para el abastecimiento de agua. Recordó que hace aproximadamente dos años, se perforó un pozo en la comunidad de La Congoja como medida provisional, una acción que podría ser decisiva en la situación actual. Estas iniciativas, según él, demuestran un enfoque proactivo para asegurar el suministro de agua.

El diputado detalló que, con el cierre del Distrito de Riego 01, se ha priorizado el abastecimiento de agua al pueblo. Añadió que la esperanza se centra en las lluvias extraordinarias previstas para diciembre, que podrían mitigar parcialmente la situación.