Denuncia la colectiva Salvemos La Pona que el Municipio de Aguascalientes omite el cuidado del área natural protegida de la mezquitera dado que muchos árboles han sido talados, otros calcinados y de los plantados dentro del Plan de Manejo, apenas ha sobrevivido una quinta parte porque no reciben riego, señaló su integrante, Sofía González Ponce.

En conferencia de prensa, comentaron que tras un recorrido por el Área Natural Protegida Municipal comprobaron la ineficiencia del Ayuntamiento para llevar a cabo las labores de vigilancia y cuidados ambientales en dicho punto, luego de que el pasado 26 de marzo constataron que entre 20 y 30 mezquites presentaban cortes limpios que pudieran haber sido hechos con una motosierra, sin que nadie interviniera, además de que retiraron la madera que cortaron y para lo cual hicieron uso de un vehículo motorizado entrando con libre acceso a dicho lugar.

Dijo que el pasado primero de abril encontraron también dos mezquites y un eucalipto de aproximadamente 250 años que sucumbieron ante el fuego, que presumen fue hecho a propósito, debido a que solo la parte del tronco cercana al suelo presentaba quemadura excesiva que los hizo ser derribados completamente.

Indicó que a través de la plataforma de Transparencia Aguascalientes solicitaron información referente a la plantación de mezquites realizada en dicho punto y la respuesta es que fueron plantados 500 ejemplares, de los cuales, a escasos 8 meses de tal acción, difícilmente llegan a 100 los sobrevivientes. “Pudimos detectar cinco áreas donde se distribuyeron los arbolitos, pero fueron mal atendidos desde el momento de sus trasplantes. Encontramos árboles que seguían en sus bolsas de cultivo que nunca fueron trasplantados a tierra, hallamos hoyos para arbolitos en los que simplemente no hay nada y muchas especies afectadas por los incendios”.

Por lo anterior, subrayó que es inminente la necesidad de una vigilancia continua en el área natural protegida de La Pona para detener la degradación y destrucción del lugar. “A dos años de la expedición de dicho documento, no hay vigilancia competente y esto ha tenido como consecuencia daños irreparables como la pérdida de mezquites bicentenarios. Reiteramos que no pueden destinarle un uso diferente al de la conservación porque toda la Pona brinda servicios ambientales imprescindibles para Aguascalientes”.

¡Participa con tu opinión!