RODRIGO ÁVALOS ARIZMENDI

Los elogios desmesurados dichos por el Canciller Luis Videgaray sobre José Antonio Meade no se sabe si fue destape o fue alabanza. Aunque pudiera ser un respaldo abierto, más que un “destape”, porque en un “destape” siempre se dice: “¡Éste señor es nuestro candidato!” Y se está hablando ya en términos partidistas. Y Videgaray no representa al PRI. El “destape” lo hace el Partido ha dictado del presidente de la república, pero lo hace alguien del Comité o de algún sector del PRI. Tradicionalmente en las épocas en las que el PRI era el PRI, no el “Nuevo” PRI como ahora le quieren llamar, el encargado de ese ritual era un señor llamado Fidel Velázquez. Luis Echeverría rompió con muchas cosas, entre otras con su propio “destape”, que lo hizo ya no la CTM sino la CNC, y le tocó destaparlo a Augusto Gómez Villanueva. En ese tiempo los que se pronunciaban por el candidato eran los sectores priístas, obviamente siguiendo la línea del presidente de la república, hasta que vino ese tropiezo espantoso de Sergio García Ramírez, cuyo tropiezo no fue de él sino de otros que se equivocaron y fueron con las matracas y cornetas a otra parte a felicitar al supuesto candidato cuando en realidad el candidato sería Salinas de Gortari; la confusión fue por las iniciales: S.G. –Sergio García- y S.G. -Salinas de Gortari-. Pero aquí no hubo matracas, hubo mentiras. Porque es una mentira, así sea una mentira piadosa, comparar a un hombre como Plutarco Elías Calles con un hombre como el actual Secretario de Hacienda José Antonio Meade. No tiene nada que ver ni por formación académica ni por formación militar, ni por trayectoria administrativa. Plutarco Elías Calles fue el Jefe Máximo de la Revolución Mexicana y además Secretario de Gobernación, de Guerra y Marina, de Industria, del Trabajo, de Comercio, de Hacienda y de Educación. México era su hacienda: Santa Bárbara. Él era otra cosa, era un caudillo. Y para terminar con los caudillos él mismo creó el PRI, Partido al cual José Antonio Meade NO pertenece. Y decía también Videgaray que a Meade “casi casi por extrapolación y paralelismo lo mueve su amor por México! No. El amor por México y todas esas frases ya no le quedan ni a los malos declamadores de la “Suave Patria”. La patria no es impecable y diamantina. Mentira Don Ramón. La patria es una nación con muchos problemas creados por sus propios habitantes. Por ello si le quieren cortar a la epopeya un gajo que se lo corten. Si la señora epopeya se deja cortar el gajo, que se lo corten, pero no es con estos ditirambos fantasiosos como se puede presentar a un hombre que tiene muchas capacidades  políticas y muchos méritos académicos, y que es, según yo, el hombre seleccionado por Peña Nieto para contender en contra de los que estén por el Frente Ciudadano y de Andrés Manuel López Obrador. Yo creo que el candidato no será José Antonio Meade. Creo que estos ditirambos y el fervor de la patria no le ayudan. Creo que la intención de Videgaray, quien es muy amigo de él y cuya presencia en la campaña extendería los poderes de él de una manera casi transexenal. Luis Videgaray intenta un maximato, y para maximatos ya tuvimos a Plutarco Elías Calles hasta que llegó el general Lázaro Cárdenas. Pero eso es historia y quien quiera leer la historia de Calles que lea al papá del consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, porque Arnaldo Córdova tiene los mejores textos escritos sobre Calles en la bibliografía de la historia de la Revolución Mexicana y el pensamiento político en éste país. Creo que lo dicho por Videgaray fue para distraer. Veo más como candidato a Nuño, gente muy cercana a Peña, lo de Videgaray fue más bien un acto de distracción.

Así mismo ya estamos viendo los pasos firmes de cada una de las fuerzas políticas las cuales ya tienen características de asunto irreversible. Vimos las reuniones de las asambleas tanto del PAN como del PRD, el sábado y domingo anteriores y si bien tanto Movimiento Ciudadano como el PAN habían ya aceptado y promovido absolutamente la creación del frente y de ir juntos en una coalición electoral, el PRD aplazó, sostuvo un día más su decisión, pero finalmente el domingo le entregaron poderes plenos a Alejandra Barrales para que ella negocie todo lo referente a la alianza electoral, aunque algunas de las tribus perredistas manifestaron que no estaban de acuerdo en el procedimiento, en el método, en la selección del candidato, pero con todo y eso la alianza ya es un hecho y esos documentos ya los fueron a presentar al INE, por lo que ya hay una alianza electoral y el Frente Ciudadano ha desaparecido, ahora hay un Frente Electoral que se podrá llamar Frente Electoral Ciudadano por México, o como quieran ellos, pero finalmente no hay otra manera de presentarlo como una coalición. Esto ya es un hecho. Coalición formada por Movimiento Ciudadano, Partido Acción Nacional y Partido de la Revolución Democrática. Esto necesita todavía otros pasos formales y el que sigue obviamente es la definición de quién va a representar los intereses políticos de esa fuerza conjunta. Y aquí es en donde ya empiezan los problemas verdaderamente de choque frontal, aquí es en donde empieza la metralla. ¿Por qué? Porque el Frente nace como una maniobra conjunta entre Alejandra Barrales, presidenta del PRD  y Ricardo Anaya presidente del PAN, la atención es darle la candidatura presidencial a Ricardo Anaya y la candidatura a la Jefatura de Gobierno a Alejandra Barrales, quien contendió con Miguel Ángel Mancera por esa misma posición hace seis años. La convencieron, la hicieron senadora, luego la hicieron secretaria del Gobierno de Mancera y después la hicieron presidenta del PRD. Una carrera muy bien llevada por parte de ella que ha aguantado golpes y otras cosas.

Ricardo Anaya es quien ha hecho toda esta organización política de manera hasta hoy absolutamente exitosa porque logró, me parece que la votación que tuvo en su consejo azul fue de 271 contra 1, o sea que arrasó como tremendamente una aplanadora y esa persona –Margarita Zavala- que le hacía sombra y que le podía estorbar ya no está en su camino. Por lo tanto si se quiere hacer una selección cupular el frente no se va a destrozar, porque ya se firmó, a menos que desde adentro haya una implosión, cosa que es un poco complicada, pero el ataque desde afuera será absolutamente feroz. Si Miguel Ángel Mancera no va con el Frente, ¿con quién va y a donde va?

¿Qué va a pasar? Todo depende del método de selección en el Frente es un problema; en el PRI ya se dijo como se va a hacer la selección: Convención de delegados. En MORENA una encuesta en la que Andrés Manuel se decidirá por él mismo. Ahí ya se resolvió. Así están las cosas hasta hoy en los frentes políticos partidistas.