Mientras no exista la vacuna para prevenir los contagios del COVID-19, las medidas sanitarias, el uso del cubrebocas y la sana distancia serán lo más importante para protegerse y evitar saturar los servicios de salud, señaló Fernando Alarid-Escudero, coordinador del Proyecto de Análisis de Decisiones en Contextos Inciertos (Padeci).
En videoconferencia de prensa, en el que se dio a conocer el proyecto de Padeci por parte del CIDE en el que participan profesionales en ciencias de la decisión, matemáticas, estadística, bioestadística, epidemiología, economía, política pública, medicina, salud pública, computación, ingeniería, ciencias de datos, sociología e historia para modelar los problemas que ayuden a una mejor toma de decisiones enfocadas a la pandemia, el profesor investigador dijo que si bien el 80 o el 90% de la población aún no se ha contagiado, el peligro de infectarse por COVID-19 sigue latente y en espera de que se desarrolle la vacuna.
Afirmó que de acuerdo a las investigaciones y proyecciones que lleva a cabo el equipo interdisciplinario del CIDE en torno al COVID-19 en México y en Aguascalientes desafortunadamente la pandemia no terminará en el corto plazo y por el contrario va a ir para largo, por lo que llamó a la población a acatar las medidas sanitarias para evitar que haya más contagios.
“El peligro está latente, entre más interacción física haya, hay mayor riesgo y el guardarse en casa va a disminuir la probabilidad de contagio. Es importante saber que contamos con los servicios médicos y que no estén saturados ni desgastados. Hay que ser pacientes de que esto va para largo”.
El investigador, quien lidera un grupo multidisciplinario creador del modelo SC-COSMO, que es el modelo epidemiológico para proyectar la epidemia de COVID-19, informó que en fechas próximas lanzará una sesión en la página recién inaugurada de Padeci, sobre las proyecciones que realizaron para el país, incluido Aguascalientes, en relación con la situación de la pandemia, además de que la plataforma será alimentada constantemente para que las personas puedan visualizar cómo evoluciona la pandemia en cada estado, tras las proyecciones hechas en abril que ya indicaban que este contexto no terminaría pronto.