La pandemia, el reto de salud pública más difícil

El director general del IMSS, Zoé Robledo Aburto, reconoció que la pandemia por COVID-19 ha sido el reto de salud pública más difícil que ha enfrentado el Seguro Social.

Ayer en visita relámpago a Aguascalientes, asistió al Primer Informe del responsable local del SS, Óscar Arturo Martínez Rodríguez.

En su mensaje, sostuvo que la emergencia sanitaria se ha enfrentado con experiencia y liderazgo por los titulares de las diversas áreas de la delegación, ya que ocuparon los cargos, por méritos propios y no por imposiciones o “dedazos”.

Recordó que 12 días después de la toma de protesta de los Titulares de los Órganos Operativos Administrativos Desconcentrados (TOOAD), se confirmó el primer contagio de COVID-19 en México, y a partir de ese momento se ha actuado con eficiencia, ya que la institución está “en manos de expertos de la salud”.

Zoé Robledo señaló que la coordinación del sector salud con los gobiernos estatales ha hecho posible la política de cero rechazos a pacientes con COVID-19 que requirieran de una cama hospitalaria.

Reconoció el trabajo del personal médico y de enfermería al frente del IMSS en los estados, porque se encuentran en la primera línea de atención, sin abandonar el puesto, y desde la Dirección General está el compromiso de acudir al informe de las 35 representaciones estatales.

Precisó que después de la pandemia, en Aguascalientes se trabajará para reanudar la operación, regular los servicios médicos, la contratación de personal, fortalecer las videoconsultas, las jornadas médico-quirúrgicas, simplificación de trámites, entre otros.