Sergio Alonso Méndez

La Noticia:

La misión de Naciones Unidas en el país latinoamericano concluye que las fuerzas de seguridad venezolanas han cometido “violaciones sistemáticas de los derechos humanos” … (elpais.com).

Comentario:

Ya tenía tiempo que Venezuela no resaltaba en las noticias. Esta vez lo hace porque una comisión de las Naciones Unidas está emitiendo un reporte acerca de crímenes de lesa humanidad en dicho país. La palabra “lesa” es de lujo y en este contexto significa que son crímenes “que han ofendido a la” humanidad. Se usa para dar énfasis y no deja bien parado al gobierno de Maduro, si bien el reporte se adentra a los tiempos en que regía Chávez al país sudamericano.

“La misión de investigación ha encontrado motivos razonables para creer que las autoridades venezolanas y las fuerzas de seguridad han planificado y llevado a cabo violaciones de derechos humanos desde 2014,” apunta el reporte. Indica, además, que existe una base de datos con nombres para el caso de que se desee llevar a juicio a los implicados. El informe se basa en más de 270 entrevistas con víctimas, testigos, exfuncionarios, abogados y documentos confidenciales. Fue elaborado a distancia porque Venezuela negó acceso a la misión investigadora de la ONU, pero, hoy en día, cuando hasta los niños de primaria dominan las videoconferencias, no fue obstáculo para su elaboración.

En el reporte se afirma que existen “motivos razonables” para creer que los servicios de inteligencia falsificaron o sembraron pruebas contra víctimas y que sus agentes han torturado a los detenidos. Algunos ejemplos son el de la muerte del opositor Fernando Alban, que se reportó como suicidio, aunque su partido alegó asesinato, o el del capitán Rafael Acosta que murió torturado cuando estaba bajo custodia. Eso sin mencionar encarcelamientos sin mayor motivo que ser oposición, como el de Henrique Capriles.

¿Qué va a pasar con el reporte? No le toca a la Comisión de Derechos Humanos el emitir juicio. Cumple su labor al presentar el informe. A quien le toca emitir juicios es al Consejo de Seguridad de la ONU. Desafortunadamente este Consejo no va a hacer nada. Quizá discuta el caso, pero entre Rusia y China, quienes tienen poderes de veto, van a ejercer su prerrogativa e impedirán que algo pase. Ni Rusia, ni China tienen forma de criticar a un gobierno autoritario cuando ellos mismos están a un punto de ser considerados dictaduras.

Pero el informe tiene su valor. No habrá un juicio formal, pero el mundo estará enterado de las atrocidades que se han llevado a cabo en Venezuela y más tarde que temprano surgirá una oposición organizada capaz de enfrentar a Nicolás Maduro.

En México acabamos de celebrar la independencia. En Venezuela se requiere una segunda independencia, con todo lo que acarrea: héroes, mártires, oposición organizada, verdadera democracia. Apoyemos, si no de otra forma, al menos anímicamente, a nuestros hermanos venezolanos.

 

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas

salonsomendez@gmail.com