Durante los últimos días, el panorama electoral en el estado ha comenzado a tomar calor y forma. Lo anterior, tras el informe del hasta hoy senador Antonio Martín del Campo y las inminentes aspiraciones demostradas por la diputada María Teresa Jiménez Esquivel; sin embargo, mientras estos dos perfiles juegan y jugarán un papel fundamental en el Partido Acción Nacional, considero más que importante, hacer un análisis sobre lo que los demás partidos realizan o pueden ofrecer al electorado en términos de la siguiente elección.

Por una parte, tenemos a un Partido MORENA que recientemente ha anunciado una coalición con el Partido del Trabajo, el Partido Nueva Alianza y el Partido Verde Ecologista de México con la intención de ganar las elecciones de Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas. Del resultado de dicha alianza, se tendrán que alinear varios factores en relación con las cuotas de género impuestas y hay nombres en la baraja como Arturo Ávila y Nora Ruvalcaba que fungen como punteros o referencia al interior de dicho partido.

Si analizamos el perfil del Partido Revolucionario Institucional, tendremos que comprender que quizá se encuentra viviendo una de las etapas más complejas en nuestro estado en términos de representatividad política al sólo contar con dos Ayuntamientos, algunas regidurías de representación proporcional y una sola diputada; sin embargo, considero que en las últimas semanas se han hecho esfuerzos importantes al interior de dicho partido para reflexionar y proponer en torno al próximo proceso electoral. Siendo que, si se dejan atrás algunas prácticas impositivas y verdaderamente permiten que perfiles como Fernando Gómez Esparza, Óscar López Velarde, Miguel Romo Medina y otros muchos más, junten conocimiento y esfuerzos con los jóvenes valiosos de dicho partido, seguro estoy que podrá salir un PRI renovado que permita al electorado recordar que Aguascalientes debe mucho a los excelentes gobiernos que emanaron del Revolucionario Institucional.

Mientras que el Partido de la Revolución Democrática parece no tener intención de postular candidato alguno para el próximo proceso al ya haber encontrado en Aguascalientes un estado de confort mediante alianzas con el Partido Acción Nacional que le permiten plácidamente contar con presupuesto y representación. Mencionado lo anterior y continuando con este análisis propio del PRI y del PRD, no debemos de olvidar que quizá exista una alianza a nivel nacional para continuar con el proyecto VA POR MEXICO que les obligaría a desistir de poner candidatos en el Estado de Aguascalientes por ser un Estado gobernado por Acción Nacional para poner candidatos en otros Estados y permitir un bloque opositor que resista frente a la “Cuarta Transformación”.

Finalmente, el Partido Movimiento Ciudadano jugará quizá un papel interesante en el próximo proceso electoral si logran capitalizar el modelo de éxito que les ha permitido crecer en Nuevo León y en Jalisco; sin embargo, mucho dependerá de su candidato o candidata y la manera en la que demuestren ser oposición con las posiciones que obtuvieron al interior de los cabildos y en el propio Congreso del Estado.

En conclusión, tendremos un cierre de año bastante agitado en términos de aspirantes, destapes y quizá primeros enfrentamientos, que esperemos no se vea entorpecido por decisiones absurdas que provengan de las dirigencias nacionales en las que se intente privilegiar intereses personales o favorecer a candidatos que no sean quienes realmente busquen lo mejor para nuestro querido Aguascalientes. Les agradezco el favor de su lectura y les deseo un muy feliz fin de semana.

Correo: davidreynoso40@hotmail.com

Twitter: @davidrrr