Siguen sin poder ver la suya los trabajadores del sector de la construcción en el estado ante la pandemia del COVID-19. El secretario general del Sindicato de Transportistas y Materiales para la Construcción del Estado de Aguascalientes, Francisco Javier Ochoa Ortega, resaltó que hasta en un 60% se ha caído la actividad en dicho sector.

Afirmó que a pesar de la ‘Nueva Normalidad’ no se ha liberado aún mucha obra en el estado, a grado tal que muchos constructores también se empiezan a quejar e incluso no descartan en tomar obras que les ofrecen en otras entidades del país. “He estado platicando con varios constructores y a algunos les ofrecen trabajo en Chihuahua, y dicen que si no se compone esto se van a ir para allá porque no podemos estar parados y sí está muy tranquilo”.

Comentó que por lo pronto en este momento no hay nada de obra en el estado ni al lado norte en materia de nuevos fraccionamientos y mucho menos en cuanto a la edificación de nuevos parques industriales, los cuales están frenados ante el temor de invertir, por lo que mejor están a la espera de ver qué pasa con lo de la pandemia.

Resaltó que de los 40 agremiados que cuentan con camiones materialistas, en la actualidad solamente 15 andan trabajando de manera dispersa. Mientras que el resto de los compañeros se dedican a otras actividades tales como la mecánica, de ahí que se meten a los talleres y se ponen a ayudar y de esta manera poder sacar algo de ingreso; en tanto que otros hacen trabajos de albañilería por su cuenta para tratar de sobrevivir.

Ochoa Ortega hizo votos por que esta situación se componga antes de octubre, ya que de lo contrario los meses de noviembre, diciembre y enero son tiempo malo para el sector de la construcción. “En dichos meses ya nadie invierte, por ser la parte final del año y el inicio de uno nuevo. Todos comienzan a generar inversión hasta mediados de febrero y eso nos pondría en un gran aprieto a nosotros como sector”.