El 2022 se prevé que sea un año complicado en materia de incendios para Aguascalientes debido a la sequía que actualmente se presenta a consecuencia del fenómeno de La Niña, así lo advirtió el gerente estatal de la Comisión Nacional Forestal, Víctor Villalobos Sánchez.
El funcionario federal comentó que, tal y como ocurrió a principios de este año, actualmente el estado atraviesa por las mismas condiciones de sequía, dado que se tiene la presencia del fenómeno de La Niña. Por lo anterior, dijo que las autoridades de los tres niveles de Gobierno se preparan para enfrentar una temporada que la ven un poco problemática debido a dicho fenómeno meteorológico y con probabilidad de que permanezca hasta el mes de abril, bien entrada la primavera.
Por lo anterior, dijo que, a través de la coordinación interinstitucional dentro del Comité Estatal de Manejo del Fuego, se busca que todos los involucrados, tanto los Municipios, los propietarios de terreno de la Sierra Fría y de Sierra de Laurel y las instancias del Gobierno Estatal, presenten sus planes institucionales de manejo del fuego.
Destacó que, en la actualidad, se está entrando a una temporada atípica invernal, la cual se pega con la temporada de estiaje del próximo año, que inicia el 16 de enero y termina hasta que se presentan las lluvias hasta junio o julio, por lo que el próximo mes van a tener la primera reunión para presentar los resultados de estos planes y generar un programa estatal donde se reflejen todas las actividades a desarrollar en el manejo del fuego para esta temporada crítica que viene en 2022.
Recordó que, este año, se tiene el registro de 34 incendios forestales hasta el momento, con una superficie afectada de 1,345 hectáreas, mientras que, en 2019, hubo casi 80 con casi 4 mil hectáreas y en 2020 estuvo más relajado gracias a la pandemia, pues ésta hizo que la gente estuviera en confinamiento.
Por lo pronto, dijo que, actualmente, llevan a cabo actividades de prevención, tales como brechas cortafuego, en coordinación con el Municipio de Aguascalientes y de Gobierno del Estado, para proteger las áreas naturales, sobre todo en el área del Bosque de Cobos, con la creación de líneas negras que sirven de barreras para prevenir incendios.
Recalcó que, hasta el momento, los Bomberos han reportado solamente conflagraciones en lotes baldíos y en zonas agrícolas, los cuales, afortunadamente, todavía no han tocado terrenos forestales, pero están en alerta ante cualquier situación que pudiera presentarse.

¡Participa con tu opinión!