El padre Carlos García Zavala, director de Cáritas Aguascalientes, informó que la entrega de apoyos alimenticios para las personas más vulnerables durante la presente temporada de confinamiento por la pandemia del COVID-19, podría en corto ser suspendida, al verse rebasados en el número de personas solicitantes. Las 2 mil 500 despensas que han entregado recientemente resultaron ya insuficientes, pues la necesidad ha ido en aumento.

El también conocido “Padre Gandhi”, precisó que además lo anterior ha provocado algunos roces violentos, entre las personas que se encuentran formadas durante varias horas y que están necesitadas de acceder a una despensa. El problema aumenta, luego de que personal de la asociación detectó durante la jornada de entrega de apoyos de ayer, que delegaciones municipales han otorgado cupones con los cuales supuestamente las personas vulnerables tienen preferencia para acceder a la despensa. Dicha situación fue aclarada al indicar que el apoyo se entrega únicamente a quienes se forman y en todo caso hasta donde alcance la cobertura. En ese sentido, pidió a las autoridades no aprovecharse de la necesidad de las personas y en su caso apoyarlas ellos de manera directa.

Durante ayer, encabezados por el padre, alrededor de las 06:30 horas un equipo de 150 voluntarios realizaron la entrega de 2 mil 500 apoyos que incluían arroz, frijol, pastas, leche, galletas, jabón y papel de baño, entre otros artículos más. Las filas de personas eran interminables, lo cual provocó en ocasiones roces naturales de la misma incertidumbre ocasionada por la necesidad que imperaba por lo difícil que resulta llevar el sustento a los hogares. Incluso, hubo personas que pernoctaron en la vía púbica, en la espera de ser los primeros en obtener la despensa. Este día la entrega de apoyos continuará, y dependiendo de la reacción de las personas y de la cantidad de las mismas, los apoyos continuarán o en su caso se limitarán hasta encontrar otro mecanismo que garanticen la integridad de los mismos beneficiarios.

“Las delegaciones no tenían por qué mandarme gente, las personas piensan que con ese vale ya tendrán su despensa. Aquí se le da a quien se forme y hasta donde alcance. Eso que hicieron se me hace de muy pocos principios y valores”, concluyó.