Un ancianito fue encontrado muerto ayer por la tarde, en el interior de su domicilio ubicado en la Zona Centro.
El cadáver ya se encontraba en avanzado estado de descomposición y fue eso lo que provocó que los vecinos llamaran a los servicios de emergencias.
El ahora occiso no fue identificado y solamente se informó que contaba entre 70 y 75 años.
Fue a las 18:01 horas del martes, cuando se reportó al número de emergencias que al parecer en un domicilio ubicado en la calle El Codo, en la Zona Centro de la ciudad, se encontraba el cadáver de una persona del sexo masculino.
Hasta el lugar señalado acudieron policías preventivos del Destacamento “Centro”, quienes al entrevistarse con unos vecinos, señalaron que de una finca provenían olores fétidos, además de informar que la persona que vivía en ese domicilio ya tenían varios días que no la habían visto, por lo que temían que algo malo le hubiera pasado.
Sin embargo, los policías preventivos no pudieron ingresar para verificar el reporte, ya que la puerta estaba cerrada por dentro, por lo que se solicitó la presencia de los Bomberos Municipales de Aguascalientes.
Una vez que los vulcanos forzaron la chapa para poder ingresar, encontraron el cadáver del ancianito tirado en la sala y ya en avanzado estado de descomposición.
Al lugar de los hechos arribó una ambulancia de Cruz Roja, quienes determinaron que la muerte del septuagenario había sido provocada aparentemente por un infarto.
Más tarde, se presentaron para realizar las diligencias correspondientes, los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.