Un hombre murió aparentemente de una enfermedad, justo en la Puerta de Acceso Norte, ubicada en la carretera federal No. 45 Norte, a la altura del municipio de Cosío, hasta donde llegó su hermano para pedir ayuda a los policías estatales destacamentados en ese lugar.
Los hechos se registraron el lunes a las 07:30 de la mañana, cuando los policías estatales que se encontraban realizando labores de vigilancia y revisión en la Puerta de Acceso Norte, detectaron la llegada de un automóvil Nissan Sentra, color negro y con placas de circulación del estado de Texas, Estados Unidos.
El conductor que fue identificado como Fernando, descendió de la unidad automotriz y pidió ayuda a los oficiales, a quienes les informó que su hermano presentaba problemas de salud y dificultad para respirar, por lo que requería atención médica a la brevedad.
Los policías estatales procedieron a ayudar a quien fue identificado como Jonathan, de 28 años y quien ocupaba el asiento del copiloto y el cual para esos momentos ya estaba inconsciente.
Al tiempo que solicitaban la presencia de los paramédicos, los oficiales procedieron a realizar maniobras de RCP, ya que la víctima aparentemente había caído en paro cardio-respiratorio.
Minutos después llegó la ambulancia ECO-330 del ISSEA, pero lamentablemente, cuando los paramédicos se disponían a brindar la atención requerida, se percataron que ya había muerto.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudió al lugar de los hechos la unidad de Servicios Periciales de la Dirección de Investigación Pericial, además de agentes del Grupo Homicidios de la PDI y el agente del Ministerio Público de Hospitales.