La directora de la Fundación Mujer Contemporánea, Roxana D’Escobar López Arellano, consideró urgente que los gobiernos federal y estatal atiendan la problemática de los embarazos en adolescentes en el Estado con programas específicos, dada la vulnerabilidad en que se encuentra este grupo poblacional.
La activista puso como ejemplo a las 12 familias -casi 30 personas- que reciben resguardo en el Refugio de la asociación que encabeza, pues la mayoría de estos casos son madres menores de 18 años. Se trata de mujeres que han empezado actividad sexual desde los 13 o 14 años y a los 15 ya tienen bebé. Consideró que esto sucede dada la cultura a la que se encuentran expuestas. “El hecho de que cada día chicos y chicas más jóvenes empiecen su vida sexual activa, no lo podemos parar (…) ellos también quieren experimentar”, expresó.
Apuntó que, si bien la Secretaría de Salud en el Estado siempre ha denunciado la gran cantidad de embarazos adolescentes que se atienden, consideró que es importante realizar acciones para evitar que estas chicas lleguen a ello, lo cual tiene que ver en cómo están siendo educadas. Asimismo, llamó a dejar de lado las falsas moralinas de que no se hable de la sexualidad a niños y adolescentes, ofreciendo a cambio la información, orientación y apoyo que no suelen recibir en casa.

“Por lo regular estas niñas son las que se hacen cargo de los bebés, las que se quedan sin escuela, las que después no consiguen trabajo Y (…) además las corren de la casa…”
Roxana D’Escobar, activista