Semana Santa, es un periodo crítico para los combatientes de incendios forestales, luego del incremento importante de personas en zonas naturales, quienes en muchos de los casos realizan fogatas, sin tener la precaución necesaria sobre su extinción.  La gran mayoría de los incendios forestales son provocados por el hombre.

Durante este año, se han registrado 18 incendios forestales, afectado 900 hectáreas en total y superando en menos de un trimestre, las 522 hectáreas siniestradas durante todo el 2020. El Bosque de Cobos es una de las zonas de mayor afectación, con 170 hectáreas afectadas. Se espera que México experimente una temporada crítica por el fenómeno de “La Niña”,  que provocará escasas lluvias.

En nuestro país, la primera temporada de incendios forestales inicia en enero y concluye en junio, mientras que la segunda va de mayo a septiembre. La Comisión Nacional Forestal recibió para este año un presupuesto de 2 mil 762 millones de pesos a nivel nacional, monto que ha ido a la baja desde los últimos nueve años, hasta en un 43 por ciento, como alertan organizaciones ambientales como Greenpeace. Lo anterior, ha limitado de manera importante las capacidades técnicas, humanas, financieras y operativas de la dependencia.

 

En Aguascalientes, a partir de este lunes autoridades de los tres niveles de gobierno comenzarán con los trabajos del operativo de semana santa, con la finalidad de evitar incidentes en los sitios de mayor aglomeración para las familias, durante los siguientes días. Presas y balnearios, así como áreas naturales, serán las más vigiladas. En total, serán 250 elementos habilitados en próximos días.  A la par,  alrededor de un centenar de elementos de dependencias como Protección Civil del Estado y los gobiernos municipales se encuentran listos para brindar apoyo a los brigadistas de la CONAFOR, que disponen tan solo de 16 elementos para todo el territorio estatal.