Los socios de la Línea Express de Aguascalientes presentaron un recurso de nulidad ante la Sala Administrativa para demostrar su cumplimiento en el Transporte Público Colectivo Urbano y que se proceda a la habilitación de sus rutas 20, 40 sur y 41, que involucra a 43 autobuses chinos, así como se abra la mesa de diálogo con el Gobierno del Estado para acceder al subsidio de 100 mdp.

El presidente Jaime Carranza Ochoa y el integrante del Consejo de Administración, Juan Raúl Vela, aseveraron que la condición que les puso la Coordinacion de Movilidad era la firma del contrato para prácticamente regalar la empresa Línea Express a ADO, “y se alegó que no teníamos permiso vigente, para inhabilitarnos la prestación del servicio”.

Luego aclararon que Línea Express le apuesta por la modernización del transporte urbano a favor del usuario, pero se quejaron al ser inhabilitados precisamente en el regreso a clases.

Carranza Ochoa señaló que Línea Express se constituyó a petición del Gobierno del Estado ante la nueva Ley de Movilidad, dejando atrás el esquema hombre-camión para conformarse como empresa, y en su momento quedaron habilitados para la compra de 55 autobuses chinos, con los cuales se presta el servicio en las rutas 20, 40 sur y 41, esta última cruza la avenida López Mateos.

La prestación del servicio marchaba bien, pero llegó la pandemia y empezó un deterioro por la caída de los aforos, pero Línea Express se mantiene como una empresa sana en sus finanzas, no se debe al Gobierno del Estado a través de SIFIA, no hay pasivos laborales ni con proveedores, se han pagado las amortizaciones de las unidades adquiridas.

“Sin embargo, llega la empresa Autobuses de Oriente (ADO), que aquí es representada por Juan Pablo Fernández, diciendo que va a salvarnos y ofreciendo precios irrisorios por la compra de sus camiones urbanos en más de un 50% aniquilando a los empresarios transportistas de Aguascalientes, porque no tendríamos voz ni voto”.

Aun así, dijo, continuaron las negociaciones con ADO, todas las líneas dialogaron en lo individual, nunca fue grupal, hubo presencia de autoridades de la Coordinacion de Movilidad, sin embargo el problema se desató en la última de las 4 reuniones cuando comunican que pagarán con acciones de una empresa que apenas van a conformar, lo cual generó desconfianza en Línea Express.

Ante esa negativa de firmar el contrato que traía la Coordinacion de Movilidad, el domingo 29 se tuvo la sorpresa de que habían sido inhabilitados en la salida de las rutas que se operan en Ojocaliente en la tienda Ley. Por ello se integró un medio de defensa jurídica y el expediente de evidencias alcanza las 2 mil 100 hojas, y de esta manera se abra la oportunidad de negociar en condiciones adecuadas para ambas partes involucradas.