A pesar de lo difícil que ha sido este año 2019 en materia de escasas lluvias que han afectado a diversos cultivos que dependen del temporal, no ha sido el caso del durazno, cuya cosecha recién terminó hace apenas unas 5 semanas y concluyó bien, toda vez que en este ocasión se adelantó un poco el cultivo de dicho fruto porque inició antes de tiempo por el factor clima, así lo dio a conocer a El Heraldo el Gerente del Comité Sistema Producto Durazno, Pablo Arturo Alemán Hernández.

“Este año se adelantó la cosecha, se comercializó y todo salió bien, ya se terminó y ahorita se está trabajando en la fertilización post cosecha para las propias huertas para llevarlas a buen término en este ciclo y que inicien de buena manera para el 2020”.

Apuntó que para el caso del Estado de Aguascalientes se sembró el durazno en aproximadamente 370 hectáreas de los municipios de Asientos, Calvillo y Aguascalientes y aunque aún está el recuento de la cosecha, se estima alcanzar un aproximado de 3,500 toneladas para lo que fue este ciclo.