Exhorta el Colegio de Notarios Públicos de Aguascalientes a la autoridad estatal a que no paren las labores de reconstitución de la base de datos registral del Registro Público de la Propiedad, que, si bien no va a concluir de la noche a la mañana, sí piden que no se deje de lado, señaló su presidente, Xavier González Fisher.

Afirmó que los notarios públicos, junto con otros sectores de la economía en el estado, se han visto afectados con el hackeo que sufrió el Registro Público de la Propiedad, los cuales han tenido una baja en el número de operaciones que se han dejado de hacer. “Sí hay operaciones que se han detenido, otras que probablemente no se hagan, pero también es evidente que el trabajo de los notarios no se ha parado, quizá ha tomado una velocidad menos fuerte que lo habitual, pero se sigue trabajando”.

Resaltó que, en el caso de los fedatarios, siguen batallando con el Registro Público porque las mejoras no avanzan como se quisiera, ya que cuentan con un par de herramientas de consulta a distancia, tanto de los documentos que están inscritos en papel, los cuales llegan hasta el año 2017, como de la consulta de cotejo de inscripción en libro contra el número de folio real. Destacó que esta herramienta digital de consulta es útil, ya que les permite consultar, desde la oficina, algún dato con cierta rapidez, aunque no les permite saber la situación en tiempo real del inmueble, pero, al menos, pueden tener certeza de ciertos datos.

Señaló que, si bien el Registro funciona en la parte operativa, en la recuperación de la información sí va despacio, porque el trabajo se tiene que hacer prácticamente de manera manual, a pesar del apoyo de varias instituciones que le aportan información, como es el caso del Poder Judicial, quien le transmitió de 15 mil a 20 mil oficios con distintas situaciones para poder actualizar las inscripciones que están ahí.

Por lo anterior, urgió a la autoridad estatal a que se corrija cuanto antes la situación del Registro Público, aunque están conscientes de que eso no va a suceder en un plazo corto por la magnitud en el daño causado, de modo que necesitan aprovechar las recuperaciones que se van haciendo.