La semana anterior, abordamos el comportamiento inflacionario en algunos países del continente americano – https://www.heraldo.mx/la-inflacion-en-america-latina/.

De manera general, a excepción del tema de Argentina y Venezuela, las presiones sobre los precios están siendo estimuladas por los cuellos de botella de la cadena de suministro, el aumento de los precios de la energía y el incremento de los salarios.

Para el caso particular de nuestro país, en los primeros quince días del mes de octubre, la tasa de inflación nacional se situó en 6.2% en su comparativa con el mismo periodo del año anterior; lo que asienta a nuestro país, en la misma tendencia global de incrementos en el nivel de precios a los consumidores.

El transporte, algunas manufacturas y los precios de los energéticos, siguen siendo el principal impulsor de este incremento, en al menos los dos meses previos a éste. De igual forma, algunos productos agropecuarios presentaron generosos incrementos derivados de la temporada o de problemas aislados.

En cuanto al transporte aéreo, de una manera más particular, así como los servicios turísticos, tuvieron un alza en sus niveles de precios, de 11.8 y casi 5%, respectivamente.

El relajamiento de las medidas sanitarias, el avance de la vacunación y el esperado, por la mayoría, último trimestre del año podrían explicar un aumento en la demanda de estos servicios relacionados con viajes, ocio, entretenimiento o recreación.

Asimismo, y por el comienzo de la temporada invernal, a pesar de ser un incremento estacional, el aumento en la electricidad fue de casi 19%. Mucho de esto gracias a la eliminación del subsidio para ciertas localidades con altas temperaturas.

La unión de éstos y muchos otros factores, ocasionaron que nuestro país sumara otro mes fuera del objetivo establecido por el Banco de México. El cual se encuentra dentro de un rango de 4 y 2%.

Por tal motivo, se espera que para las próximas dos reuniones del Banco Central, se generen incrementos de 25 puntos base en cada una de las sesiones, para de esta forma dejar la tasa de referencia en 5.25%. Sin embargo, el mercado pudiera estar esperando que se dé un amento de 50pb en la reunión del 11 de noviembre.

En el último dato publicado por el INEGI, se presentó un fuerte incremento de la inflación subyacente en los primeros quince días del mes de octubre –se ubicó en 0.33% con respecto a la quincena anterior-. Este dato representa el más elevado desde 1999 y fue mayor al consenso que anticipaba el mercado (0.20%).

La inflación subyacente, la cual refleja el índice de precios al consumo cuando éste no toma en cuenta ni los productos energéticos ni los alimenticios sin elaborar, es en la que los bancos centrales tienen un mayor control y, a pesar que no siempre se considera así, la política monetaria sí tiene una influencia muy relativa en la misma.

Es por esto, y bajo otros supuestos, que es sumamente probable que la Junta de Gobierno de Banco de México asuma una posición más agresiva, hawkish, por lo que debemos esperar una aceleración en la tendencia de disminuciones en la tasa de referencia desde mediados del año pasado.

El tiempo marcará el camino tomado por el Banco Central, lo que es una realidad, es que el tiempo de un bajo costo del dinero ha concluido. Pasarán algunos años para ver los niveles de hace un par de meses.

OVERTIME

El CEO de Tesla se ha convertido en un barómetro para medir el comportamiento en determinadas criptomonedas. Si usted, estimado lector, se encuentra o le gustaría ser un inversor de este fascinante mundo, habrá que estar atento a la cuenta de Twitter de este multimillonario. Tan sólo el domingo anterior, desplomó en poco mas de 6.8%, el rendimiento de la cripto ShibaInu, al afirmar que no tiene ninguna sola en su portafolio. Como dice aquel viejo poema de Quevedo: “Poderoso caballero, es don Dinero”.

 @GmrMunoz

A MI FIEL LECTOR

¡Participa con tu opinión!