En el marco del festejo del Día del Niño, Vania Gutiérrez Barrera, representante del Colectivo Deudores Alimentarios y de la Asociación Civil Maternidades Autónomas y Libres, afirmó que es imperativo que se coloque a la infancia en el centro de las políticas y se trabaje de manera integral para erradicar la violencia y garantizar un futuro digno para todos los menores.

La activista cuestionó el uso de este evento por parte de actores políticos, quienes, lejos de abordar la realidad de las infancias, recurren a clichés y alianzas superficiales. Destacó el debilitamiento de las instituciones encargadas de proteger los derechos de la niñez, evidenciado por la falta de atención y acción por parte de una buena parte de la clase política. Esta indiferencia, señala Gutiérrez Barrera, radica en la falta de interés político debido a que los niños no tienen derecho a voto, dejándolos en una situación vulnerable y desatendida.

Evidenció la falta de políticas públicas efectivas destinadas a erradicar la violencia infantil, por lo que resaltó la necesidad urgente de implementar medidas que promuevan el establecimiento de vínculos afectivos seguros, estilos de autoridad que equilibren firmeza y cariño, así como una adecuada gestión de emociones desde una edad temprana. “La ausencia de acciones concretas para combatir la violencia en todas sus manifestaciones y garantizar la integridad de los niños, incluso aquellos nacidos en prisiones, es un llamado de alerta para las autoridades y la sociedad en su conjunto”.