A toda costa, evitemos los linchamientos mediáticos y cualquier otra forma que cause distorsiones al auténtico Estado de Derecho; no nos distraigan en esta lucha sin cuartel contra los flagelos que lastiman a las familias y a la sociedad, refriéndose a la corrupción e impunidad, que también abren la puerta al delito.

Así se expresó el gobernador Martín Orozco Sandoval, en la “mañanera” que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador en Aguascalientes, en la XIV Zona Militar.

Añadió que “estamos de acuerdo en que se castigue a todos aquellos que aprovechan su posición para lucrar con el interés de la patria, pero que sea sólo con respeto a la ley”.

El gobernador dio la bienvenida al Jefe de la Nación, así como al general Luis Crescencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional; al almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina; a Francisco Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana; así como al general Inocente Fermín Hernández Montealegre, comandante de la XIV Zona Militar, entre otros invitados.

Expresó que Aguascalientes avanzará con el Gobierno Federal y las 32 entidades en la construcción de un país más próspero, seguro y sin desigualdades.

Le dijo al presidente que está en una tierra de paz, que rechaza la violencia, que rechaza las injusticias y los abusos de cualquier tipo.

“Somos uno de los tres estados más seguros de México; del 2018 a junio del 2020, tenemos la última posición en homicidios dolosos; se ha fortalecido la profesionalización de las corporaciones y su equipamiento, además de la coordinación interinstitucional”, añadió.

Invitó al presidente a la inauguración del C5-SITEC, que pondrá al servicio de la seguridad, la más avanzada tecnología, y de paso comentó que será el más barato.

Ponderó el clima de paz social sin huelgas laborales por más de medio siglo, gracias al compromiso de empresarios, trabajadores y sindicatos.

“La generación de empleo, los importantes flujos de inversión extranjera directa, la obra pública, el apoyo sin precedente al campo y las demás acciones del Gobierno, nos permitieron reducir la pobreza extrema a la mitad, es decir, más de 15 mil personas, superaron esa situación”.

Sin embargo, la actual contingencia sanitaria ha representado un duro golpe para la economía del estado y de las familias; es por ello, que con un gran sentido de responsabilidad, y sobre todo de solidaridad con los sectores más vulnerables, se puso en marcha un Plan de Reactivación Económica que representa una inversión superior a los 5 mil 800 millones de pesos para generar y conservar 33 mil 500 empleos potenciales.