Descubre cuáles son los atributos más destacados de una persona resiliente

En los últimos tiempos, el concepto de resiliencia se ha vuelto muy popular en gran parte de la sociedad, ya que hace referencia a la capacidad de adaptarse a diferentes situaciones adversas. Hoy en día, la pandemia del COVID-19 sigue afectando a todos los países del mundo, de modo que es muy recomendable que las personas utilicen sus fortalezas para salir adelante.

Si nos ceñimos a los orígenes del concepto de resiliencia, debemos hacer alusión a la capacidad que tienen ciertos materiales a la hora de recuperarse y volver a su estado original, después de haber superado enormes impactos. Es decir, hablamos de un concepto que proviene de la física, sin embargo, esta idea de resiliencia empezó a experimentar importantes cambios a partir de la década de los años 60.

Fue entonces, cuando el prestigioso neurólogo y psicoanalista francés, Boris Cyrulnik, decidió hablar del concepto de resiliencia, el cual extrajo de los trabajos de John Bowlby -psicoanalista inglés, muy conocido por la teoría del apego-. En este sentido, la resiliencia se define como la capacidad que tienen los seres humanos para hacer frente a situaciones adversas y de dolor emocional, saliendo reforzado de ellas.

Principales atributos de una persona resiliente

Si hablamos de la resiliencia según la psicología positiva, nos referimos a la entereza que muestran las personas para obtener resultados favorables en situaciones difíciles. Aunque algunos seres humanos son más vulnerables que otros, la realidad es que todos pueden sobreponerse a estímulos adversos, de manera que tan solo es cuestión de actuar como una persona resiliente.

Para ello, los seres humanos tienen que utilizar la capacidad de resiliencia de forma decidida, independientemente del ámbito en el que se encuentren. Por ejemplo, se puede emplear en un contexto educativo, en un contexto social, o incluso, en un contexto emocional. Pero, ¿cuáles son los atributos más destacados de las personas resilientes?

El autoconocimiento

Sin duda alguna, el autoconocimiento es una de las armas más poderosas que posee el ser humano, ya que le permite conocer tanto sus fortalezas como sus debilidades. Esta información es clave a la hora de afrontar situaciones complejas, puesto que las personas pueden saber cuáles son sus principales habilidades y limitaciones. Por ello, las personas resilientes utilizan este proceso reflexivo con gran frecuencia.

La empatía

Otro de los atributos resilientes más comunes es la empatía, es decir, la capacidad de ponerse en el lugar de las personas. Gracias a la empatía, es posible entender los sentimientos y las emociones de otros seres humanos, algo que es fundamental para separar los pensamientos de las acciones. Por ejemplo, la empatía es muy útil en las situaciones de enfado con seres queridos, familiares o amigos.

La sociabilidad

Este hábito resiliente está muy relacionado con la empatía, ya que las personas que practican la resiliencia suelen rodearse de similares. Esto quiere decir, que los seres humanos resilientes buscan amistad con personas que tienen una actitud positiva ante la vida. De esta manera, las personas resilientes se ayudan entre sí en los momentos más difíciles.

La autonomía

Al igual que ocurre con el autoconocimiento, los seres humanos resilientes se caracterizan por desarrollar una enorme capacidad de autonomía, la cual es ideal para reforzar la autoestima y hacer frente a diferentes tipos de conflictos. En base a esta autonomía, las personas aprenden a dirigir su propio destino, puesto que no temen a los sucesos externos que están fuera de control.

La fortaleza emocional

Por lo general, todas las personas suelen venirse abajo en situaciones adversas como el fallecimiento de un familiar, el accidente de un ser querido o la pérdida de un empleo. Momentos difíciles ante los que conviene disponer de una enorme fortaleza emocional, la cual es muy propia de las personas resilientes. Gracias a este atributo resiliente, los seres humanos pueden sobreponerse a diversas situaciones dolorosas.

El optimismo

Por último, no podemos dejar de mencionar el optimismo, puesto que es uno de los hábitosresilientes que más influencia tiene en el devenir de los acontecimientos. La incertidumbre suele generar estrés y tensión en la mayoría de las personas, por lo que es muy importante aprender a disfrutar de los pequeños detalles, para poder enfocarse en los aspectos positivos de cualquier situación -sea complicada o no-.