POR SILVIA GUERRA

Como ya hemos mencionado, es inevitable tener una imagen. Siempre que hablamos de imagen pensamos directamente en la imagen física de una persona y la forma en que podrá mejorar su aspecto a través de una buena guía.

No mucha gente en México toma en cuenta la necesidad de las personas que padecen alguna enfermedad, de verse y sentirse bien consigo mismas. El cáncer es una enfermedad que afecta tanto a hombres como a mujeres, no tiene restricciones de edad o etnia, y es una de las cosas que pueden cimbrar una vida.

En este mes “Rosa”, dedicado mundialmente al cáncer de mama, quisiera tocar un poco el tema de la Imagen Oncológica en honor a todas esas valientes guerreras que luchan con tan terrible mal. De acuerdo a un estudio, en México desde el 2006, el cáncer de mama ha sido el causante de un mayor número de muertes en mujeres comparado con el cáncer cervicouterino. De acuerdo a un escrito de Aury Caltagirone, es la segunda causa de muerte en mujeres de 30 a 45 años de edad, amenazando a todos los grupos socioeconómicos.

Desgraciadamente, en México no contamos con centros de apoyo lo suficientemente capacitados para ayudar y asesorar adecuadamente a las personas que padecen de esta enfermedad. Todavía en este país, cuando se habla de una persona con cáncer, se hace con baja voz, se espera saber de ellos recluidos en su hogar o en una cama, sin ponernos a pensar que es una enfermedad la que les aqueja y que lo que necesitan es recibir cariño y volverse a sentir parte de una sociedad que los acepta, esta sociedad que tiende a marcarles y secretamente discriminarles.

Es por ello que se está tomando consciencia de estas deficiencias y en cuestiones de imagen personal, la Consultoría de Imagen Oncológica ha tomado mucha fuerza, con el firme propósito de apoyar a estas personas. Debido a lo complicado de los tratamientos y a la enorme sensibilidad de los pacientes, estas consultorías deben ser siempre hechas con la mayor ética, responsabilidad y discreción.

Comenta Aury que debido a que las personas se encuentran fragilizadas por el tratamiento, desarrollan una enorme necesidad de ser escuchadas y comprendidas en todo momento. Dos aspectos clave en estas Consultas de Imagen Oncológica, son el tacto y la delicadeza, evitando ante todo el juzgar.

Es increíble la labor que ha hecho esta hermosa mujer, Aury Caltagirone, a la que tengo el enorme gusto de conocer, ha vuelto su vocación el desarrollar la Consultoría de Imagen Personal Oncológica. Necesitamos siempre ser sensibles ante estas circunstancias ya que nunca sabemos cuándo nos pueda tocar cerca.

El Poder de tu Imagen.

silvia@consultoriadeimagen.com.mx