Las Catacumbas de San Diego son un lugar emblemático que reflejan las antiguas tradiciones funerarias desde el siglo XVII y que vale la pena visitar con motivo de la festividad del Día de Muertos, por ser parte de la historia del Estado. Así lo dio a conocer el subdirector del Centro INAH, Christian Jesús Martín Medina López Velarde. El especialista comentó a El Heraldo que se trata de una serie de criptas destinadas para los restos de los frailes y los bienhechores o personas que ayudaban de un modo significativo al templo.

Indicó que las Catacumbas arquitectónica e históricamente tienen dos periodos:

El primero, inicia en 1664 que es cuando se construye el Templo de San Diego, cuando se realizan tres pequeños cubículos abajo del Altar Mayor que se unían por medio de un pasillo y ahí es donde se empezó a enterrar a los religiosos en aquella época. Hace 15 años el INAH restauró este espacio con el apoyo de la arqueóloga Ana María Pérez, quien junto con su equipo encontró un osario con los restos de dos hombres y una mujer, así como de dos niños que murieron al nacer.

De este periodo, existen también dos vitrinas con restos de material funerario del siglo XVIII, cráneos que también fueron encontrados y en una urna de cristal están los restos del Padre Fray José Sáenz de la Peña, quien fue guardián del Convento de San Diego y murió en 1811. Años después, al exhumarlo, descubrieron que sus restos se momificaron, por lo que fue colocado en una urna de madera, donde se puede admirar en la actualidad.

El segundo periodo comprende del siglo XIX al XX, pues hay personajes importantes de la historia eclesiástica de Aguascalientes específicamente de esos años, entre los que destacan el Padre Fray Antonio Boneta, un franciscano que duró más de 20 años en San Diego y también están los restos de varias fundadoras del Convento de Capuchinas de Aguascalientes. “Se estima que en este lugar hay más de 40 cuerpos enterrados, aparte de los restos áridos, es decir, los huesos adentro de una pequeña caja, que deben ser cerca de una centena de cuerpos”.

Este espacio estará abierto este sábado 2 de noviembre al público en general en horario de las 10 de la mañana a la 1 de la tarde y de 5 a 8 de la noche.

OTROS PERSONAJES DE LAS CRIPTAS

FUNDADORES DEL CONVENTO

  • Fray Martín de Badiola
  • Fray José Bedor
  • Fray Miguel de Miranda

CRIPTA DE LA FAMILIA RINCÓN GALLARDO

  • Colaboradores en la fundación del templo.