Origen del FRAS

Un 2 de marzo, pero de 1971 la pacífica y serena sociedad aguascalentense se cimbra por el asalto a un banco, Banco del Centro, el conocido por ser la sucursal de la Unidad Ganadera al día siguiente los principales periódicos locales reportan “Cuatro atracadores uniformados al estilo de la guerrilla castrista asaltaron ayer a las 9:10 de la mañana, a las puertas de la sucursal Unidad Ganadera de Aguascalientes del Banco del Centro. Se llevaron 400,000 pesos y huyeron hacia el occidente del Estado, llevando como rehén al gerente José Ángel González, a quien soltaron en el camino de Villa Hidalgo veinte minutos más tarde.” “La policía supone fundadamente, que se trata de la banda que ha realizado asaltos a instituciones bancarias del Distrito Federal, Monterrey, Guadalajara, Nuevo Laredo y otras ciudades de la República. Este es el segundo asalto bancario que registran los anales criminalísticos de Aguascalientes. El primero fue cometido hace cerca de cuarenta años ¿pueden imaginar lo que significaba tal hecho para un Aguascalientes de esa época?

Pero ante los hechos informados por los periódicos se ocultaba algo que trascendía la delincuencia común, estaba un tipo de expresión política de la insurgencia a través de su manifestación conocida como “la guerrilla”, que creo importante conceptualizar de manera sintética siendo unmovimiento violento organizado que emprende una lucha prolongada con la finalidad de cambiar el orden político establecido”(Publicación Doctrinal Contrainsurgencia, 2008) que cuenta con un carácter político-ideológico principalmente de izquierda y que puede ser complementado el concepto con que se caracteriza es que “La guerrilla utiliza la sorpresa, la movilidad y el ataque concentrado en un punto, seguido de la dispersión inmediata”. (Azeem, 2004)

De que aquel asalto tenía connotación política la inteligencia federal y local lo sabía, pero todo indica que quisieron matizarlo, tal vez para no exaltar un pueblo tranquilo y conservador como era el Aguascalientes de inicio de los 70´s.

La guerrilla como método de acción política se tiene que ver desde su contexto histórico y político como lo dice Daniel Carlos en su libro Fulgor Rebelde “Podremos estar de acuerdo o no en sus métodos, en la factibilidad de la vía armada conforme a las condiciones del país de hace más de treinta años o en la caracterización de las fuerzas y su correlación, pero sin duda, debemos reconocer que fue uno de los elementos que dentro del conjunto, hizo andar a México hacia una nación más plural de la que prevalecía.” (García, 2006).

Pero aquel suceso del robo bancario a la sucursal de Bancen tiene un precedente y un consecuente.

Dos años antes en 1969 en las tierras del estado de Guerrero se realiza la Primera Reunión de la Sierra, que se constituye en el primer evento general del llamado Partido de los Pobres encabezado por Lucio Cabañas ahí “se integra la primera dirección política del PDLP y se crea la Brigada Campesina de Ajusticiamiento” (García, 2006) en esos sucesos participa un aguascalentense Pedro Muñoz Serna, maestro rural de Venaderos, Jesús María, en su libro Daniel Carlos afirma que el nexo de Pedro con el partido de los pobres se dio en su estancia en el Distrito Federal “por dos profesores conocidos con los seudónimos de “César” y “Eduardo”, correspondían a profesores egresados de las Normales rurales de Mexe, Hidalgo y Tenería, Estado de México” (García, 2006).

Paralelamente en la ciudad de Aguascalientes un clasemediero Miguel Ángel Romo Espino de una familia con cercanía al arte y la literatura comienza a tener  una catarsis política, influenciado por la revolución cubana, el asalto al cuartel de Madera, Chihuahua y una lectura del periódico Grandma, dicho adulto joven escribe en sus cuadernos personales con el tituló “Proletario” lo siguiente “a que la revolución llegue a invitarte hasta tu puerta. Acércate a ella, busca un grupo y si no existe fórmalo con tus camaradas, con tus hermanos de ideas. Si tú puedes explicarles cual es la causa de la lucha, que nadie tome las armas sin el conocimiento de lo que persigue, para que no exista otro fracaso como nos ha sucedido y la burguesía nos vuelva a dominar. La hora está cerca, prepárate, el pueblo lo exige.” Dicha transcripción la realiza Daniel Carlos, pero deja entrever cómo en aquella paz hidrocálida dormía en su juventud una conciencia política que desembocaría en lo inimaginable.

Ellos dos Pedro Muñoz y Miguel Ángel Romo Espino forman el Frente Revolucionario de Acción Socialista con dos células la rural encabezada por el primero y la urbana por el segundo.