El gerente de Programas contra la Crueldad Animal de Humane Society International en Aguascalientes, Felipe Márquez Muñoz, acudió a la frontera con Polonia en ayuda de los animales de las familias desplazadas por la guerra en Ucrania, siendo el único mexicano y aguascalentense en haber estado ahí haciendo labor humanitaria.

El activista dio a conocer que fue parte del equipo de Atención a Desastres de Humane Society International en Polonia durante dos semanas donde brindó atención e hizo una evaluación de lo que sucede con los animales de las familias desplazadas por la crisis humanitaria que se vive en Ucrania, mediante la identificación de cuántos hay y en qué condiciones se encuentran. “Estuvimos brindando atención y asistencia con fondos económicos a cuatro refugios de animales en Polonia donde reciben a los perros y gatos que vienen de aquel país en guerra”.

Detalló que en lo particular estuvo en un refugio donde tienen a 126 animales, 100 perros y 26 gatos que vienen de Ucrania, los cuales están en su periodo de cuarentena y una vez que ésta concluye se pueden poner en adopción o ir con sus familias en caso de que tengan. “La actividad que tuvimos en las fronteras con Ucrania fue visitar los centros de recepción y los refugios de las personas que están con sus animales para ver qué necesidades tienen. Les dimos jaulas transportadoras y unas mochilas de supervivencia que incluyen alimentos para los perros, para los gatos, correas, platitos, placas de identificación entre otras cosas”.

Consideró que la situación que se vive actualmente en aquella región del mundo es muy lamentable y estrujante por las acciones de la guerra, así como escuchar las historias de las personas que platican el tener que caminar por días para poder llegar a la frontera con Polonia y huir porque sus casas y ciudades quedaron devastadas por los ataques y lo hacen junto con sus animales. “Ese es un mensaje importante porque muchas veces el pretexto de las personas es que se cambian de país, de ciudad o de casa, sin poder llevarse a su perro o gato y se deshacen de ellos, sin embargo aquí no es el caso, son parte de la familia y por el contrario las mascotas son de gran apoyo para ellos”.

Indicó que esto le deja una gran experiencia y una enseñanza muy grande de lo aprendido allá, al saber cómo actuar ante una situación así “y ojalá que no tengamos que implementarla en México, en alguna región o nuevamente en cualquier parte del mundo, pero en caso de ser necesario ya tenemos el conocimiento de cómo actuar y ante qué autoridades presentarse y cómo responder ante un desastre de tal magnitud”.

¡Participa con tu opinión!