La vigilancia sanitaria no ha cesado, por el contrario se lleva a cabo de manera ininterrumpida por elementos de la Guardia Sanitaria encargados no sólo de la atención al cumplimiento de medidas de prevención, sino también a su intensa promoción para disminuir y controlar la contingencia que se mantiene vigente por COVID-19.
Así lo señaló el director de Regulación Sanitaria del Instituto de Servicios de Salud del Estado, Octavio Jiménez Macías, quien informó que de junio a la fecha se han intensificado los operativos.
Concretamente refirió restaurantes, bares, merenderos y centros nocturnos, concluyendo con la suspensión de trabajos y servicios en tres de estos establecimientos, por incumplir con las medidas sanitarias obligatorias vigentes, como el uso de cubrebocas y gel antibacterial.
Además, comentó que se llevaron a cabo dos operativos de vigilancia sanitaria en espectáculos públicos, un concierto y un evento deportivo; de igual manera en eventos organizados por Gobierno del Estado en el municipio de Rincón de Romos, el primero una entrega de becas y apoyos económicos y el segundo de paneles solares a pequeños empresarios.
El funcionario estatal afirmó que continuarán de manera permanente con la vigilancia sanitaria y reiteró a la población la invitación a no relajar las medidas de protección sanitarias, antes bien, redoblar esfuerzos para mantener los menores riesgos epidemiológicos.