Un niño de 5 años se debate entre la vida y la muerte, luego de que cayera accidentalmente a una alberca y estuviera a punto de ahogarse.
Los hechos se registraron el pasado domingo a las 18:22 horas, en un salón de eventos denominado La Palapa, que se ubica en la carretera estatal No. 18 que conduce del poblado de Emiliano Zapata, Pabellón de Arteaga, al poblado de Valladolid, Jesús María.
Un reporte al número de emergencias 911 indicaba que se requería urgentemente la presencia de paramédicos en el lugar arriba señalado, ya que un niño se encontraba inconsciente tras haber caído a una alberca.
Hasta el lugar de los hechos, se trasladaron los policías preventivos de Jesús María y policías estatales, además de la ambulancia ECO-331 del ISSEA.
Al arribar al salón de fiestas, ubicado a la altura del kilómetro 5+000, en el fraccionamiento Jardines del Valle, encontraron al pequeñito inconsciente, mientras sus familiares trataban de reanimarlo.
Familiares del niño señalaron que organizaron una fiesta en ese lugar y, en un descuido, el niño se acercó a la alberca y cayó al agua, sin que nadie se percatara de lo ocurrido.
Fue hasta que, momentos después, otros niños comenzaron a gritar que el pequeño se estaba ahogando, por lo que, al dirigirse varias personas hacia la alberca, lo encontraron sumergido en el agua y sin moverse, por lo que, de inmediato, lo rescataron.
Debido a la gravedad del menor, con urgencia se le trasladó a recibir atención médica al HGZ No. 3 del IMSS, donde se reportó su estado de salud como crítico.