Ni un peso, cero recursos extraordinarios de la Federación a los estados para atender la pandemia, señaló el gobernador Martín Orozco Sandoval; también observó que de los 75 hospitales nuevos que anuncia la Federación, se desconoce su ubicación, a Aguascalientes sólo le tocó uno, el que se construye en Pabellón.
Asimismo, de las 13 mil camas que supuestamente se han distribuido en el país, le tocaron 20 a nuestro estado; al menos diez gobernadores desconocen su destino, porque nosotros “tenemos otros datos”.
Sin embargo, con recursos propios del Estado se tiene suficiente capacidad hospitalaria para atender la demanda de pacientes con COVID.
“Los aguascalentenses deben estar tranquilos, que la sociedad haga su tarea, actúe con responsabilidad y nosotros daremos el servicio, sacaremos la casta”, agregó al subrayar que la prevención nos garantizará el éxito.
“El uso de cubrebocas es esencial, pero hay funcionarios de los tres niveles que no lo traen, cuando deben poner el ejemplo”, repuso.
Informó que en la reunión que sostuvo con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, acordó que Aguascalientes será el encargado de coordinar los trabajos de la comisión permanente de funcionarios fiscales de las entidades federativas, quienes realizarán estudios técnicos para presentar reformas a la Ley de Coordinación Fiscal.
Es fundamental el fortalecimiento de las haciendas públicas estatales, como el reintegro de recursos locales, nuevas facultades, incentivos por buen manejo de recursos, aplicación de auditorías, recaudaciones municipales, entre otros.
En relación a la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador, señaló que “viene a hacer la reunión de seguridad, y el tema principal del estado es el Magno Proyecto para el reúso del agua, por lo que “le pediremos apoyo para esta obra estratégica”.
Ayer, en videoconferencia en la que participó el gobernador y otras autoridades, el IEA reiteró que el regreso a clases de bachilleres y universitarios no será masivo, sino escalonado; hay 312 preparatorias y 66 instituciones de educación superior; la actividad presencial con prioridad para los de nuevo ingreso y rezagados; en laboratorios, talleres y prácticas profesionales.