Óscar Fabián Gutiérrez Tenorio, presidente de Coparmex Aguascalientes, advirtió que los criterios que se aplicarán en el esquema de facturación 4.0 pueden generar beneficios o perjuicios, dependiendo del régimen del contribuyente. Subrayó que el Servicio de Administración Tributaria debe prever estas situaciones.
Señaló que el detalle con el que se generan los nuevos comprobantes fiscales y la simplificación del comprobante podrían llevar a que los contribuyentes analicen ajustes en su régimen y busquen deducciones de impuestos acorde a sus necesidades.
Mencionó que existen regímenes como el Simplificado de Confianza, donde el fisco recauda el 2.5% de ingresos máximos anuales de hasta 3.5 millones de pesos, sin acceso a deducción de impuestos. Este parámetro indica que las personas bajo este régimen, al no obtener beneficios de deducción de impuestos, no siempre generan la totalidad de facturas por los ingresos obtenidos.
“No les importa pedir o no la factura, porque no deducen. Ellos pagan impuestos conforme a los ingresos, no sobre las utilidades, rentas o rentabilidad del negocio”, agregó.
Gutiérrez Tenorio señaló que con el avance de la facturación 4.0 durante el año 2023, ya se pueden identificar estados provisionales, gastos y posibles resultados de la aplicación.
Algunos contribuyentes que ya estaban conectados al Sistema de Facturación 4.0 podrían tener ventajas para realizar cálculos predictivos de los conceptos a considerar dentro de su declaración fiscal, obteniendo información preliminar antes de que se realice oficialmente la declaración.
“Vienen cambios importantes. El sistema podrá clasificar gastos según el tipo de catálogo y el régimen en el que estés, para discernir si los impuestos están cubiertos o aún no lo están”, concluyó.